Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

Declaración de principios

Documento aprobado en la Asamblea Abierta del Deporte

Convocada por A.R.E.D.A en el mes de Abril del 2000

 

A LA OPINIÓN PUBLICA

 

Los Clubes de Rosario y de todo el país, desde hace varios años vienen soportando una aguda crisis: Pérdida constante de asociados, que, consecuentemente, significa la imposibilidad de pagar servicios, deudas y brindar a los socios que permanecen los servicios y comodidades que necesitan.

Las causas de esta importante disminución de la cantidad de socios son varias:

 

•  Cambio en las costumbres de la gente en el uso de su tiempo libre (TV, PC, Internet, informática, espacios verdes públicos, gimnasios privados, complejos deportivos y recreativos del Estado y

discotecas, shoppings y countries, entre otros).

 

•  Significativa pérdida de la capacidad económica de los socios para afrontar la cuota social, por falta

de trabajo o bajos salarios. La cuota por grupo familiar oscila entre $ 2 y $ 12. ( En el 80% de los

Clubes encuestados).

 

•  Con un amplio sentido de la autocrítica, también es causa, quizás, la falta de adecuación de los

dirigentes a la realidad actual, para saber apreciar cuales son las necesidades de la población y como

se pueden satisfacerlas acompañando a la época. Su capacidad y tiempo estuvo centrada

exclusivamente en administrar la pobreza y salvar a la entidad.

 

No obstante, a pesar de todo esto, hay Clubes que siguen creciendo en estructura, logran mantener el número de socios y siguen preparando deportistas en todas las ramas, convocando a niños y

adolescentes a la práctica de algún deporte, según lo permitan sus instalaciones.

Esto es obra del gran trabajo que realizan sus dirigentes, siempre “ad-honorem” y del aporte

económico que realizan los asociados ya que sin ellos sería inmediata su desaparición.

 

Los Clubes Argentinos han sido y siguen siendo una forma de organización comunitaria, casi única

en el mundo, en la que todos aportan una cuota, sin fines de lucro. Así han logrado construir, a lo largo

de los años importantes obras de estructura, tanto para las actividades sociales (salones, comedores, quinchos) como para las deportivas (gimnasios, canchas de tenis, básquet, voley, rugby, fútbol, hockey) complementados en ambos casos con la correspondiente estructura de sanitarios

(baños, duchas, vestuarios) que son muy costosas para mantener en buen estado y en funcionamiento.

 

Estas ya antiguas Instituciones, han permitido conformar en la gente, en la sociedad, un sentimiento

de pertenencia, que se manifestaba en el apoyo y aliento para los equipos que los representaban, en los distintos deportes y en el uso de distintivos y prendas con los colores del Club. Hoy esta costumbre casi

no existe en la juventud. Sólo se verifica en grandes acontecimientos y principalmente en el fútbol profesional.

 

No cabe ninguna duda de que todos tienen conciencia de la importancia de los Clubes como receptores

de niños y jóvenes y como verdaderas escuelas de vida. El deporte no sólo representa actividades recreativas y de diversión; su función primordial es la social y comprende la formación de personas íntegras, en las que la disciplina, honestidad, solidaridad y la constante búsqueda de la superación es su meta. Los Clubes son los principales responsables de esta tarea para bien de la comunidad. La asidua concurrencia al Club y la participación en actividades colectivas lleva a la gente a conformar grupos

donde la amistad y el compañerismo son desarrollados de diversas formas. Los padres saben también

que ése es el lugar donde sus hijos estarán seguros, se elevará su nivel psíquico-físico, se fortalecerán

sus espíritus y conductas, favoreciendo su rechazo a la droga, al alcohol y otros vicios en los que suelen

caer los jóvenes. (Según datos conocidos hoy la “masa societaria” está compuesta mayoritariamente

por niños y jóvenes).

 

Asimismo el Estado también recibe una gran contribución: Las Instituciones deportivas ceden en forma permanente sus instalaciones para la enseñanza de Educación Física a las Escuelas, porque es muy raro

que las mismas cuenten con las adecuadas y si las tienen no pueden desarrollar las clases por los ruidos que normalmente se producen. Y qué perciben a cambio: Nada o muy poco.

 

Los Clubes se desarrollaron y constituyeron importantes patrimonios con el aporte de sus socios.

La ayuda del Estado fue generalmente escasa o nula. Hoy por la crisis que atraviesan deben obtener recursos por otras vías y no desnaturalizan su esencia, ni actúan en contra de sus Estatutos si realizan algunos emprendimientos utilitarios ya que el producido se vuelca en la Institución precisamente para complementar el aporte societario y cumplir con su misión específica y/o intentar pagar los consumos

de agua y luz.

 

La Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs (A.R.E.D.A.) en conjunto con

dirigentes de la Asociación Rosarina de Básquet, Federación Santafesina de Básquet,

Asociación Rosarina de Fútbol, Confederación Argentina de Natación, Unión de Rugby de Rosario , entre otras Instituciones similares, considera que el Estado debe contribuir de una manera

eficaz, eficiente y permanente al sostenimiento de los Clubes Deportivos Amateurs; debe implementar

el ejercicio pleno de las leyes vigentes como:

 

•  Promoción y Fiscalización del Deporte (Ley Nº 10554 de la Provincia de Santa Fe).

 

•  La Ley Nº 10398 que establece descuentos sobre las facturas de los servicios de agua y energía

eléctrica para los que prestan instalaciones al Ministerio de Educación.

 

•  La Ley Nacional del Deporte Nº 20655, a efectos de que los beneficios allí establecidos, lleguen efectivamente a los interesados.

 

Pero, la ayuda del Estado debe ser aún mayor. Hubo un momento en la historia de la Republica Argentina en el 25% de la población estaba asociada a algún Club deportivo. Hoy, si bien el porcentaje es menor,

la cantidad, no merecería que el poder público les prestara más atención?

 

Miles de personas son o ha sido socias de algún Club. Han disfrutado de sus instalaciones, han practicado algún deporte, han participado de sus fiestas y reuniones sociales, han formado sus parejas iniciando familias y sus hijos y los hijos de sus hijos siguen asistiendo a ellas, gozando de las ventajas y virtudes

que les proporcionan estas Asociaciones, a un costo mínimo teniendo en cuenta el valor

de las instalaciones.

 

Las autoridades deben expresar públicamente su reconocimiento a la trascendente función de los Clubes; hacer cumplir las leyes vigentes y dictar nuevas que permitan la subsistencia de estas Entidades mediante los aportes que sean necesarios, creando las partidas presupuestarias

de modo permanente y los órganos de control respectivos , para el fomento de las actividades deportivas sean de competición o de mero esparcimiento.

 

Las autoridades deben reconocer públicamente que los grandes triunfos obtenidos internacionalmente,

en Juegos Olímpicos y Panamericanos o en torneos de otra naturaleza por gran número de deportistas

fueron formados, entrenados y estimulados en los Clubes donde se iniciaron, desde niños guiados

por un cuerpo de técnicos, entrenadores y directivos que al notar sus condiciones extraordinarias

supieron conducirlos hasta el triunfo.

 

Creemos que las autoridades, legisladores, empresarios y la población en general deben tomar

conciencia del grave problema que deben afrontar las Instituciones; deben asumir cada cual su responsabilidad para evitar que la crisis obligue a la desaparición de estas Asociaciones cuyo valor

para la sociedad es imposible de establecer.

 

Sintetizando todo lo expuesto se declara:

 

1º Que los Clubes Deportivos Amateurs enfrentan una grave crisis que pone en peligro su propia subsidencia.

 

2º Que con la cuota societaria, único ingreso genuino que posibilitó el nacimiento y desarrollo de estas Instituciones, sin ningún aporte del Estado, hoy no puede, en muchos casos, ni siquiera cubrir los gastos fijos.

 

3º Que los Clubes, si bien son Instituciones privadas, sin fines de lucro y con dirigentes que actúan

“ad-honorem”, cumplen funciones comunitarias y de bien público tanto en lo deportivo como en lo social

 y educativo.

 

4º Que, entendemos, debe ser función del Estado amparar, difundir y sostener estas Entidades, no sólo

para preservar los importantes bienes físicos logrados con gran sacrificio a través de varias generaciones de asociados, sino que representan con su actividad un estilo de vida formativo de la juventud que el

Estado debe alentar y propiciar atrayendo hacia los clubes a los jóvenes que hoy son víctimas de un

cambio en las costumbres que está en pugna con los valores tradicionales.

 

5º Que en esta línea de pensamiento, el Estado lo menos que puede hacer es disponer

la aplicación real y efectiva de las normas jurídicas vigentes relacionadas con los Clubes Deportivos Amateurs, lo que hoy realiza sólo parcialmente. Prácticamente significa:

 

•  Ejecutar el descuento concreto sobre la tarifa de la E.P.E. y socializar la de Empresa Aguas

Provinciales y convocar al Consejo Municipal del Deporte y normalizar el Consejo Provincial del Deporte

y Consejo Nacional del Deporte.

 

6º Que la actual crisis, entre sus efectos, ha tenido la virtud de resaltar la importancia que tienen los

Clubes dentro de la Sociedad y su acción invalorable en el desarrollo del deporte, circunstancias éstas

que son determinantes de la necesaria intervención del Estado. Por ello se propugna el dictado de nuevas leyes u ordenanzas específicas y que abarquen todo el espectro de las Instituciones y el deporte, impregnadas de esta filosofía, normas que deben reglamentar la actividad, estableciendo la generación

de recursos, la utilización de las instalaciones para fines comunitarios y educativos mediante nuevos convenios que dejen a salvo la identidad e independencia de cada entidad, su control y supervisión, etc. Todo esto en lo fundamental y sin perjuicio de otras cuestiones y consideraciones atinentes que surjan

de un meditado estudio sobre el particular.

 

 

ROSARIO, NOVIEMBRE DE 2000

 

        arriba

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires n° 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar