Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 


  Google


En la web
En AREDA

 

 

 

01 de Febrero de 2013

El fisco argentino y el juego limpio financiero

 

Por Daniel Roberto Viola

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) dictó el 3 enero pasado la resolución (RG)
n° 3432 que regula la aplicación del Impuesto a las Ganancias sobre las transferencias y/o
cesiones de derechos económicos de futbolistas profesionales, creándose el “Registro de
Inversores Vinculados con Futbolistas Profesionales” y el “Registro de Representantes de
Futbolistas Profesionales”.

Se establecen retenciones sobre la renta proveniente de las transferencias de futbolistas (Primera
División y Nacional B) obtenida por personas físicas, sucesiones indivisas y demás sujetos residentes
en el país, “que no revistan carácter de instituciones deportivas incluyendo a los jugadores que
queden en libertad de acción”, alcanzando a las operaciones de cesión de “derechos económicos”
–total o parcial y definitiva o temporaria-, y también a los derechos “federativos y económicos”
cuando se trate de negociaciones por cuenta y orden de jugadores declarados en libertad de acción.

Entre sus fundamentos, se reafirma al llamado “derecho federativo” como aquel que faculta a un
club, que previamente ha registrado a un jugador en la Asociación del Fútbol Argentino, (fichaje),
según lo establecido por el “Estatuto del Jugador de Fútbol Profesional” (ley de facto 20.160) y el
Convenio Colectivo de Trabajo n° 557/09 de Futbolistas Profesionales, para la “utilización exclusiva
del mismo” en sus planteles, “y a transferir o ceder el uso temporario o definitivo de ese derecho”.

A su vez, se define a los “derechos económicos” como aquellos que “habilitan a su titular a percibir
una participación en el monto de una futura transferencia y/o cesión -total o parcial, temporaria o
definitiva- de los derechos federativos, incluyéndose los convenios que reconozcan un resultado
futuro, eventual o no, ya sea que se encuentre establecido como un monto fijo o como un porcentaje
del valor de dicha transferencia y/o cesión.”

A los efectos fiscales, la titularidad de los derechos “federativos” y “económicos” de los jugadores
deberá siempre recaer en cabeza de una entidad deportiva. Se invoca al “inversor puro” remitiendo
a la norma Fifa que prevé que ningún club podrá contratar permitiendo la influencia de terceros en
los asuntos laborales y pases de futbolistas.

Se dice que esta norma se halla en línea con el principio de transparencia (“fair play” financiero),
más aún después que Fifa incorporara en forma obligatoria a través de la web, el “sistema de
correlación de transferencias”, conocido por sus siglas en inglés (Tms), que exige un detalle
completo de las operaciones entre clubes y asociaciones previo a la emisión del Certificado de
Transferencia Internacional (Cti).

Para fijar el importe a retener se tomará el 90% del total de la operación, sobre el cual recaerá la
alícuota: 17,5% sobre los pagos de entidades deportivas a inversores incorporados al registro que
ha sido creado o, 35% sobre los pagos a inversores no registrados.

La Afip podrá establecer un valor de la transferencia o cesión, en base a valores de mercado y así
determinar el monto de la retención. En el primer informe anual del Tms (Fifa.tms GmbH-2011),
Argentina figura como 2° país “exportador de futbolistas” detrás de Brasil (13%), acaparando el
7% del total de las transferencias internacionales con 800 traspasos.

Es innegable que el derrame millonario no convierte a las economías de los clubes en sustentables,
dándose rienda suelta a una informalidad que beneficia a unos pocos, entre ellos, intermediarios y
representantes que perciben comisiones.

John Forbes Nash recibió el Premio Nobel de Economía (1994) por sus aportes a la “teoría de juegos”,
variante conocida como “Equilibrio de Nash”.

Este concepto supone que dadas ciertas acciones de los otros, todos los jugadores se comportarán
de forma óptima, de modo tal que al final se cumplirán las expectativas de todos ellos, porque
ninguno podrá mejorar su posición cambiando la propia estrategia, en caso que todos los
competidores dejen su estrategia tal como está. La teoría explica cualquier situación de conflicto
imaginable donde el resultado, para cada uno de los participantes, depende de las decisiones de
los otros.

Se ha iniciado otra batalla contra la evasión fiscal y los “socios ocultos” de las transferencias en el
fútbol. El tiempo nos dará la respuesta si los controles a la A.F.A., clubes, jugadores, inversores y
representantes redundarán en un justo equilibrio, que sirva para exigirle a cada uno lo suyo, según
las ganancias obtenidas en la ronda de los pases.

Daniel Roberto Viola es Jefe de Redacción de IUSPORT.LATINOAMERICA
-Abogado-Universidad de Buenos Aires- Posgraduado Curso Derecho y
Management del Deporte U.C.A.- F.I.F.A.-C.I.E.S.-Socio Estudio Viola & Appiolaza-
Buenos Aires-Argentina.


Fuente: Iusport

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar