Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

27 de Marzo de 2014

El fútbol argentino bajo la lupa. Una
encuesta de la UBA estudió el fenómeno
del deporte más popular


Por Gustavo Veiga

El fútbol como objeto de estudio ya no es una rareza en el mundo académico y tampoco
las encuestas que proporcionan información sobre él. Un nuevo aporte que sirve como
aproximación al tema surgió esta vez desde la Universidad de Buenos Aires. Los datos
que arrojó el trabajo del Centro de Opinión Pública y Estudios Sociales (Copes) de la
Facultad de Ciencias Sociales alimentan varias polémicas. La del interés que despierta
el juego-negocio (el 65 por ciento de los 888 encuestados respondió que sí), aunque el
35 restante dijo “no”, un porcentaje alto si se toma en cuenta que la Argentina es un
país muy futbolero. O el resultado que arrojó la pregunta: ¿Está de acuerdo con que el
Estado financie el Fútbol para Todos? Un 51 por ciento se mostró a favor, el 43 por
ciento en contra y un 6 no supo qué responder o no contestó. La muestra fue telefónica
y cubrió a la Capital Federal y 23 partidos del conurbano bonaerense entre los días 5 y
7 de diciembre.

El informe de la UBA comienza con el interés que despierta el fútbol entre los argentinos.
Según la encuesta, dos terceras partes de las personas consultadas manifestaron que
seguían “las cosas del fútbol”. En el ítem siguiente se evaluó si se cumplía con la regla
tradicional de que los hombres se interesan más en este deporte que las mujeres. La
respuesta fue la esperada y ratificó que es un territorio todavía dominado por los varones.
A un 77,2 los seduce y a un 22,8 no.

Sin embargo, “más de la mitad de las mujeres también se declara seguidora de las
vicisitudes de esta actividad”, como señala el trabajo del Copes. El 55 por ciento respondió
que le interesa y el 45 restante que no. De acuerdo con el nivel educativo, y aunque el
fútbol es atractivo en general para todos los niveles de instrucción, la pasión es más nítida
entre quienes tienen la primaria completa por sobre los universitarios. Un 69,8 por ciento
de los primeros y el 59,8 de estos últimos se interesan en el fútbol.

Al deporte más popular de los argentinos lo siguen por televisión –según el estudio– el
63 por ciento de los encuestados. Un 43 por ciento de aquel porcentaje mira partidos siempre
y el 20 restante a veces. Cuando se divide la investigación por cuotas de edad, el texto
señala que la pasión por el fútbol televisado “actualmente se dirige hacia un fortalecimiento.
Efectivamente, el 71,4 por ciento de los más jóvenes hasta 17 años y el 68,8 entre quienes
tienen 18 y 29 años mira con asiduidad los partidos de fútbol por televisión”.

El 97 por ciento de los que ven siempre, o a veces, partidos por TV son abrumadora mayoría.
Tantos –concluye el trabajo– que “interesarse por el fútbol y seguir sus incidencias por
televisión son casi sinónimos”. Más adelante se señala que “el encantamiento por este
deporte, sumado a la estrategia de separar en términos de días y horarios los partidos de
campeonatos, origina que el fenómeno del fútbol se multiplique. Cerca del 60 por ciento
mira varios partidos por TV en forma semanal”.

Esta esfumación de los límites, el retroceso palpable de los calendarios tradicionales que ofrecían
fútbol los fines de semana y apenas algún día laborable más, también genera problemas.
Aunque la encuesta no lo señale, la atomización horaria determina la agenda de la gente,
confunde, satura y hace que el fútbol ocupe un lugar desmesurado entre las ofertas de
espectáculos o bienes culturales si se lo relaciona con otras propuestas.

Otro dato interesante que arroja la encuesta es que “la concurrencia de los seguidores del
fútbol a las canchas es prácticamente inversa a la audiencia televisiva de los partidos. Las
dos terceras partes no va a la cancha en forma habitual”. O sea, un 65 por ciento no asiste
a las canchas para ver fútbol. Y la muestra agrega que “la gente más grande dejó de concurrir
a los estadios de fútbol”. Las razones son varias, pero una surge nítida entre las demás.

A la pregunta ¿Por qué no concurre a la cancha?, el 40,7 por ciento respondió porque “es
peligroso”, el 22,9 “prefiere verlo por TV” y el 16,4 porque “es muy caro”. El 20,1 por ciento
que falta arrojó que “por otros motivos” no va a ver fútbol. La encuesta aclara que “sin
embargo, la televisión no es el motivo único de no concurrencia al estadio. Entre los que
concurren a las canchas de fútbol también está gran parte de la audiencia televisiva”.

Otro de los temas que consultó el Copes es si la gente está de acuerdo con que el estado
financie el programa Fútbol para Todos. El 51 por ciento fueron respuestas afirmativas
y el 43 restante negativas. De los resultados, el Centro de Estudios concluye: “La decisión
de que el Estado financie el Fútbol para Todos ha sido controversial, criticado desde los sectores
de la oposición política, que plantea que el fútbol no es una prioridad para el gasto estatal...”.
El análisis se completa con una visión generacional. Dice que “a medida que baja la edad de
los entrevistados se incrementa el acuerdo sobre el financiamiento estatal de las transmisiones
de fútbol. También el acuerdo se da en mayores proporciones en los sectores de menor nivel
de instrucción que suele coincidir con el menor nivel adquisitivo”.

Una curiosidad de la muestra es que entre quienes critican que el estado financie FPT, el
57 por ciento no aceptaría pagar para ver fútbol. “La respuesta puede ser desconcertante”,
dice el Copes. La encuesta también abarcó aspectos organizativos de los campeonatos
argentinos. Se preguntó por las preferencias sobre un campeonato largo que abarque todo
el año o dos cortos, como viene haciéndose desde 1991. La gente se inclinó por la última
opción (51 por ciento) aunque tampoco es desdeñable el 43 por ciento que eligió un torneo
anual. Sí hubo un mayoritario rechazo al próximo certamen con 30 clubes en Primera División.
Un 52 por ciento no es partidario de jugarlo.

Más grande aún es la resistencia que tiene una medida antipopular como la prohibición de
concurrencia a los estadios de los hinchas visitantes. El 63 por ciento se pronunció a favor de
que puedan volver, un 33 por ciento se inclinó porque las cosas sigan como están y un 4 por
ciento no supo responder o no contestó. Entre quienes van habitualmente a las canchas,
el porcentaje de rechazo aumenta: sube hasta el 76,6.

La violencia en el fútbol no podía estar ausente como problemática en la encuesta de la UBA.
A la pregunta sobre quién es el principal responsable de que ocurra, el 42,9 respondió “todos
los que tienen que ver”, el 27,3 “las barras bravas”, en igual porcentaje, 11,4 por ciento,
se sindicó como culpables –y por separado– a los “políticos” y “sindicalistas”, y en el último
escalón los encuestados ubicaron a la policía (un 5,2 por ciento). Por último, se interrogó si
la muerte de Julio Grondona traería aparejado un mejoramiento en la dirigencia del fútbol. El
pesimismo ganó a la mayoría: un 44 por ciento sostuvo que nada cambiará; un 8 por ciento,
que empeorará, el 34 por ciento cree que mejorará la calidad de los responsables de conducir
este deporte, nuestro principal deporte, que un relator famoso describió como “pasión de
multitudes”.

Fuente: Página 12



 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar