Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

19 de Junio de 2014

Los clubes, ¿trampolines al poder?

Durante los últimos años vemos que ha cambiado la filosofía, el espíritu o la vocación por
administrar clubes de fútbol, al menos esto es lo que vivimos en nuestro país.

Esto podemos observarlo especialmente en los clubes más mediáticos o sea los clubes mas
importantes en los cuales todo dirigente tiene la oportunidad de hacer declaraciones y es
bien recibido en los medios ya que éstos están hambrientos de noticias provenientes de las
entidades que más “venden” .

Antiguamente, empresarios, dirigentes, profesionales, etc. que llegaban a ocupar cargos
dirigenciales en los clubes más grandes, dedicaban tiempo, esfuerzo y a veces sus
patrimonios personales en aquellas instituciones en las cuales habían sido elegidos por
sus socios.

Existía lo que llamamos “vocación de servicio por los demás”…. Recordemos que la principal
función de los clubes es “la función social” .

Hoy día, prevalece en la mayoría de los casos la ambición personal, ya sea económica o
de poder. Se han tomado a los clubes como trampolín a los cargos de poder en otros ámbitos
y a veces los mismos clubes son utilizados como medios para después de una buena
gestión (y un reconocimiento social por ese motivo) limpiar nombres vinculados a historias
pasadas no muy transparentes o directamente rayanas a lo ilícito.

Por estos motivos los clubes se han politizado mucho durante estos últimos años. Ojo cuando
digo “politizado” no me refiero a la política interna de dichos clubes, sino que se han introducido
corrientes de la política nacional a la dirigencia del fútbol.

Lamentablemente los objetivos personales y ambiciosos de  algunos dirigentes no son percibidos
por la mayoría de hinchas y socios que desconocen en la mayoría de los casos las “internas”
dirigenciales.

No perdamos los objetivos fundamentales y respetemos la tradición y lo que marcan los estatutos.
“Quedan expresamente excluidas las actividades políticas o religiosas de cualquier naturaleza”
reza el artículo 91 del estatuto del Club Atlético River Plate.

No dejemos que los clubes se conviertan en sucursales encubiertas de partidos políticos, que en
realidad tienen por finalidad primordial utilizar las instituciones deportivas como trampolines,
eslabones o pasos intermedios hacia objetivos vinculados a la política del país.

Estamos cerca de comenzar épocas calientes e intensas en lo que se refiere a la política nacional.

Seamos cuidadosos de los actos y de las formas de llevar  las gestiones hacia adelante, no
permitiendo que ambiciones sectoriales y proyectos arrastren a nuestro club al tembladeral
escenario de la política partidaria en el orden nacional o municipal. 

Estemos atentos de las actuaciones de las dirigencias y no nos dejemos engañar, encandilados
a veces por resultados deportivos o hechos que desvían la atención de la gente.

Tengamos siempre en cuenta que los clubes tienen fines sociales sin distinción de clases,
religiones y sin banderas políticas.

Fuente: El Blog de la Tradicional River Plate



 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar