Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

8 de Octubre de 2014

“El deporte es una construcción política”, dice
el periodista Scher. Es autor de “Contar el Juego.
Literatura y Deporte en la Argentina”


Julio Cortázar extasiado al borde del ring, Roberto Fontanarrosa poseído en un café hablando
de fútbol. Haroldo Conti determinado a cruzar las aguas del Delta. Adolfo Bioy Casares
disrutando de una tarde de tenis. Osvaldo Soriano, cigarrillo en mano, sufriendo por su
San Lorenzo en el tablón.

La pasión de algunos de los grandes escritores argentinos por deportes como el fútbol,
el boxeo o el automovilismo, inspiró textos tan gloriosos y mermorables como aquellas
victorias épicas que los intelectuales supieron disfrutar como espectadores.

Para ratificar este vínculo entre literatura y deporte, el periodista Ariel Scher reúne en su libro
“Contar el Juego. Literatura y deporte en la Argentina” una serie de biografías de escritores
argentinos enfocadas en su relación con el deporte.

"El juego del deporte y el juego de la literatura trazan un tercer juego que es compartido",
analiza Scher en diálogo con 3Días. Y agrega: "Que el deporte aparezca tanto en la literatura
tiene que ver con todas las cosas que están en juego en un acontecimiento deportivo, tanto
a nivel individual como colectivo. En el deporte dan vuelta siempre identidades,
pertenencias, historias culturales".

Como una suerte de director técnico, el autor elige nueve titulares para que entren a la cancha.
La selección -cuándo no- es arbitraria y Scher sabe que deja en el banco a más de un crack.
"Pudieron ser muchos más. Pero están los infaltables y algunos que tiene una mirada particular
de este vínculo. Todos tienen su propia forma de entender la literatura y el deporte. En cada
caso, cuento cómo cada uno hizo deporte, cómo vio deporte y cómo esto se refleja en sus
obras literarias y también periodísticas".

Si alguna vez existieron prejuicios por el hecho de que un intelectual tenga al deporte como
objeto de estudio, según el periodista, esa idea perdió fuerza ante la evidencia de grandes
textos literarios vinculados al deporte.

En la Argentina son tantos los casos de escritores atraídos por el fútbol, que más de un editor
se vio tentado a agrupar sus obras bajo el rótulo de “literatura futbolera”.

Al respecto, Scher sale al cruce con firmeza y frena el avance. "No existe tal cosa. Como dijo
alguna vez Juan Sasturain, Fontanarrosa no escribía muchos grandes cuentos de fútbol;
escribía muchos grandes cuentos y punto. Lo que hay, en todo caso, es buena literatura
que utiliza al deporte como pretexto".

En tiempos de globalización y del deporte como negocio, el autor es optimista sobre la
frúctifera relación entre el juego y las letras. "Los aspectos esenciales del deporte persisten.
Lo que se suma son temas como las miserias detrás del fútbol o la mercantilización de los
jugadores, lo cual enriquece la trama.", dice el periodista y docente. Y agrega: "El juego
es una llave para explorar otras dimensiones, como la política o la historia. El deporte es
una construcción política, sin dudas".

En la tradición de Literatura de la Pelota, la primera antología de cuentos futboleros, que
compiló el escritor Roberto Santoro en 1971, Scher espera que al contar las biografías
deportivas de estos grandes narradores, los jóvenes lectores descubran las obras completas
de algunos de los mejores escritores argentinos. Sería un golazo.

Fuente: www.cronista.com



 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar