Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

22 de Febrero de 2016

Rugby de Rosario: Apuntar al futuro o anclarse

En la URR ayer se debatió la inclusión o no de los jugadores de Atlético al
seleccionado juvenil. Los dirigentes tienen la palabra.

Una franquicia a punto de debutar en el Súper Rugby y un seleccionado nacional
inserto en un torneo como el Cuatro Naciones donde le juega de igual a igual a las
súper potencias del mundo ovalado, son muestras claras de que el futuro ya llegó
para el rugby argentino. Pero parece que esto sucede en las grandes esferas.
En el ámbito doméstico aún existen pensamientos que no hacen otra cosa que
tirar un ancla al pasado. Anoche, aunque cueste creerlo, en el seno de la Unión
de Rugby de Rosario (URR), se debatirá la inclusión o no de los jugadores de
Atlético del Rosario en el seleccionado juvenil local.

Para entender esto hay que hacer un poco de historia. Esto se dispara hace
un tiempo atrás, cuando Atlético trata de integrarse de un modo más proactivo
en la URR, marcando una diferencia entre la conducción de años anteriores y las
últimas. Desde la presidencia de Marcelo Dip en adelante, Plaza trató de
arrimarse de otro modo a la Unión. No es un club que se suma sino que es
una institución que integra y aporta. De hecho, una gestión de Norberto Ruggiero
(consejero de Atlético en la Unión) sirvió para abrir la puerta para que el Banco
Municipal sea el sponsor más importante que tuvo la URR en toda su historia.
Fue todo un gesto sobre todo si se tiene en cuenta de recién un año después
el mismo banco desembarcó en Plaza (y en otros clubes de la ciudad) y no al
revés.

Esta integración generó diálogos distintos y vínculos diferentes, y también la
posibilidad de que en un futuro inmediato se incorporarán los jugadores de
Plaza a los seleccionados juveniles.

A diferencia de lo que ocurría en otras épocas, cuando Plaza dio motivos para
que sus jugadores no fueran convocados, el escenario cambió. Hoy los métodos
para acceder a los distintos niveles del rugby nacional son otros. Los
seleccionados provinciales ya no son ese trampolín y la realidad marca
que éstos han tenido distintas performances (buenas y malas) con y sin la
participación de los jugadores de Plaza.

Ahora la captación de jugadores a nivel UAR es distinta y la competencia
cambió considerablemente. El remozado Nacional de Clubes que arrancó hace
tres años tiene un formato ambicioso. En la primera edición tuvo predominio
de los equipos del interior, en el segundo de la URBA y en la edición 2016 la
incógnita es muy grande. También se está a la puerta de un Nacional B, algo
que se discutirá en competencia de la UAR.

En este escenario, los clubes de Rosario van a competir (de hecho ya lo hacen)
con los equipos de la URBA, o sea que indefectiblemente se van a cruzar, sea
en el primer o en el segundo nivel, con Atlético. Esto remarca que la
competencia ya superó la vieja historia, el viejo encono de la participación
de Plaza en Buenos Aires, de una manera natural.

A nivel de encuentros infantiles, todos los clubes de Rosario invitan a Atlético
y se preocupan para que asistan porque de alguna manera, Plaza les brinda un
nivel de juego y competencia, aunque no lo digan. Pero a veces, parece
ser, también le ponen un límite a esa participación. Dicho en otras palabras:
es bueno participar hasta un punto y no es tan bueno hacerlo después.

Por eso sería muy importante que los dirigentes piensen bien la decisión a
adoptar. La determinación tendría que ser dinámica y no estática, con un
pensamiento creativo, evolutivo, el mismo que llevó al rugby de la Argentina
a estar donde está. Caso contrario sería como mirar por el espejo retrovisor
y no mirar hacia adelante.

El rugby siempre se destacó por sus valores, como la solidaridad, la inclusión,
la generosidad o la pluralidad, por ejemplo. Es hora de ver que esos valores
no sólo se declaman de la boca para afuera sino también hacia adentro de las
instituciones.


“Más y mejor rugby”

En un futuro no muy lejano, en los Pladares, a partir del programa “Más y Mejor
Rugby” de la UAR, por el centro de alto rendimiento que tendrá la Unión de Rugby
de Rosario, van a pasar absolutamente todos los jugadores fichados en ella. Eso
significa que los jugadores de Atlético van a tener una preparación igual a la de
otro jugador de cualquier otro club de Rosario a partir de los 15, 16 o 17 años.
Es bueno recordar que ya no se exige esa preparación de elite a través de
un seleccionado para acceder a un nivel nacional. Hoy los seleccionados dejaron
de ser vidriera y tanto es así que está en tela de juicio la continuidad o no del
Campeonato Argentino.

Esto habla de una evolución, de un mirar hacia adelante algo que obliga a los
dirigentes a ser más creativos, a imaginar mejores espacios de juego.

En una selección deberían jugar los mejores. En esta historia, hoy no pasa lo de
antes. No hay jugadores fichados para dos uniones sino para una sola (la de
Rosario) o que tienen esa doble dependencia de jugador fichado y jugador de
origen, porque en este caso son todos jugadores genuinos de la URR, no son de
otro lado.

Ayer por la noche se puso sobre la mesa mucho más que una simple decisión
de poner o no a jugadores de un determinado club. La decisión mostrará a las
claras si los clubes de Rosario analizan la idea desde un sentido amplio y son
inclusivos, o si por el contrario se muestran selectivos, exclusivo y excluyentes.

Limitar la participación de jugadores no construye. Desde ya, limita. Si los
entrenadores de un equipo quieren poner al mejor jugador y alguien se lo impide,
van a poner al “segundo” mejor, no al mejor y eso no condice la historia de
Rosario, una Unión que siempre fue protagonista y tiene que aspirar a tener los
mejores.


Ovación

 

 

 

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar