Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 


  Google


En la web
En AREDA

 

 

 

19 de Marzo de 2013

Mayoría de edad civil y su repercusión en
el fútbol argentino

 

Por Iván Palazzo

El Derecho Argentino en los últimos años ha sido objeto de trascendentes modificaciones
relacionadas con la edad de las personas.

En el ámbito del Derecho Civil, luego de la reforma de la ley nº 26.579 en el año 2009, la
mayoría de edad se alcanza a los dieciocho (18) años.

Es menester traer a colación los siguientes artículos del Código Civil que se encuentran en
el título noveno que alude a los menores: Art. 126. "Son menores las personas que no
hubieren cumplido la edad de dieciocho (18) años". Art. 128. "Cesa la incapacidad de los
menores por la mayor edad el día que cumplieren los dieciocho (18) años".

En el Derecho Laboral aconteció algo similar en virtud de las modificaciones de la ley
nº 26.390 a la Ley de Contrato de Trabajo, en el año 2008, de cuyo articulado se desprenden
disposiciones relevantes. V. gr. art. 32. "Las personas desde los dieciocho (18) años, pueden
celebrar contrato de trabajo. Las personas desde los dieciséis (16) años y menores de
dieciocho (18) años, pueden celebrar contrato de trabajo, con autorización de sus padres,
responsables o tutores". Art. 189. "Queda prohibido a los empleadores ocupar personas
menores de dieciséis (16) años en cualquier tipo de actividad, persiga o no fines de lucro".

Haciendo un paralelismo con el fútbol podemos apreciar en su plexo normativo que el Estatuto
de dicha disciplina deportiva (Ley nº 20.160) en el artículo 12 establece que: " ... a) El club
deberá ofrecer contrato ... al jugador inscripto en la asociación respectiva y que en el año
cumpla 21 años de edad ...". Igualmente el Convenio Colectivo de Trabajo de los futbolistas
nº 557 del año 2009, sostiene en su artículo 5º punto 2º, en relación a los contratos a plazo
fijo, que: "El club, con futbolistas que hayan cumplido dieciséis (16) o más años de edad,
inscriptos a su favor en el registro o incorporados por transferencia de su contrato o incorporados
por ser libres de contratación, podrá celebrar contratos de trabajo a plazo fijo sin prórroga alguna,
por un plazo mínimo de un (1) año y máximo de cinco (5) años". En el artículo 11 punto 1, dice
"a) El club que decidiera contratar a un futbolista aficionado que cumpla 21 años de edad entre
el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2009, deberá remitirle al futbolista telegrama o carta
documento de oferta de primer contrato, no más allá del 31 de mayo de dicho año. Para los
años siguientes se observará el mismo procedimiento".

Si realizamos una correcta armonización de las disposiciones referenciadas ut supra y traemos
a escena algunos principios generales del derecho del trabajo no encuentro óbice para concluir
que las Entidades Deportivas dedicadas al fútbol en nuestro país, deben ofrecer primer contrato
profesional a los futbolistas cuando éstos alcancen la edad de dieciocho (18) años, so pena
de quedar el jugador en libertad de acción.

En efecto, los principios generales del derecho del trabajo son dogmas que orientan al Derecho
Laboral, proyectando con eficacia las normas que lo integran, pudiendo nombrar, entre otros,
"el principio protectorio" cuya finalidad es proteger al trabajador y equilibrar las diferencias
existentes con el empleador; "la aplicación de la norma más favorable al trabajador" y "la
condición más beneficiosa", lo cual implica que cuando una situación anterior es más beneficiosa
para el trabajador se la debe respetar y como corolario la modificación debe ser para ampliar
y no para disminuir derechos.

Párrafo aparte merece el principio de progresividad al intentar que las garantías laborales de
los trabajadores establecidas por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, no se vean
condicionadas o disminuidas por normas regresivas que atenten contra el orden público laboral.
Este principio se encuentra contemplado en el artículo 26 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos y en el artículo 2.1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales
y Culturales. Establece que no se pueden realizar cambios que impliquen una disminución o
pérdida de un derecho y solamente se admiten modificaciones que resultan más beneficiosas
para el trabajador. El Estado debe propiciar las mejoras o reformas que contribuyan a respetar
los derechos enunciados por el sistema legal, tanto en su calidad como extensión y adicionar
los mecanismos para que gradualmente, los derechos no solamente se apliquen, sino que
además incorporen nuevos elementos en beneficio del trabajador.

Finalmente, es dable destacar que en los considerandos de la resolución que homologó el
Convenio Colectivo de Trabajo celebrado entre Futbolistas Argentinos Agremiados y la
Asociación del Fútbol Argentino, se expresa: "Que de la lectura de las cláusulas pactadas, no
surge contradicción con la normativa laboral vigente".

Sobre la base de lo antedicho, resulta inexplicable que el fútbol tenga un régimen jurídico
distinto del Código Civil y de la Ley de Contrato de Trabajo, ya que actualmente los clubes
están obligados a celebrar contratos recién cuando los futbolistas alcanzan la edad de
veintiún (21) años, cuestión que no se discutiría sin la entrada en vigor de la nueva ley que
establece la mayoría de edad a los dieciocho (18) años, complementada a su vez con la
normativa laboral antes mencionada que simpatiza con la civil.

La misma ley nº 26.390 en su artículo 2º, reza: "La presente ley alcanzará el trabajo de las
personas menores de dieciocho (18) años en todas sus formas. Se eleva la edad mínima de
admisión al empleo a dieciséis (16) años en los términos de la presente. Queda prohibido el
trabajo de las personas menores de dieciséis (16) años en todas sus formas, exista o no
relación de empleo contractual, y sea éste remunerado o no. Toda ley, convenio colectivo o
cualquier otra fuente normativa que establezca una edad mínima de admisión al empleo
distinta a la fijada en el segundo párrafo, se considerará a ese solo efecto modificada por
esta norma. La inspección del trabajo deberá ejercer las funciones conducentes al cumplimiento
de dicha prohibición".

Si tenemos presente que la normativa laboral elevó de catorce (14) años a dieciséis (16) años
la edad mínima para trabajar y el convenio colectivo de los futbolistas permite la celebración
de contratos justamente a partir de los dieciséis (16) años; a contrario sensu debemos
interpretar que si la ley civil bajó la mayoría de edad de los veintiún (21) años a los dieciocho
(18) años y la ley laboral está en sintonía con la civil al establecer que las personas desde los
dieciocho (18) años pueden celebrar contrato de trabajo sin autorización de sus padres,
responsables o tutores; entonces deviene indispensable la modificación de las normas que
regulan el fútbol, obligando a los clubes a ofrecer primer contrato profesional a los futbolistas
cuando cumplan la edad de dieciocho (18) años y en caso contrario otorgarles el pase libre.

Dr. Iván Palazzo, abogado especialista en Derecho Deportivo.

palazzoyasociados@hotmail.com
 
Fuente: Derecho Deportivo en lìnea

         

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar