Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

01 de octubre de 2013

La mujer en el deporte: Discriminación por embarazo

Por María José Lopez González

La sentencia del Tribunal Constitucional 17/2003 estableció de forma inequívoca
lo que representa la rescisión de un contrato que tiene como cláusula penalizadora
el embarazo, chocando frontalmente con el artículo 14 de nuestro texto
constitucional: “la protección de la mujer no se limita a la de su condición
biológica durante el embarazo y después de este, ni a las relaciones entre la
madre y el hijo durante el período que sigue al embarazo y al parto, sino que
también, en el ámbito estricto del desarrollo y vicisitudes de la relación laboral,
condiciona las potestades organizativas y disciplinarias del empresario evitando
las consecuencias físicas y psíquicas que medidas discriminatorias podrían tener
en la salud de la trabajadora afianzando, al mismo tiempo, todos los derechos
laborales que le corresponden en su condición de trabajadora al quedar prohibido
cualquier perjuicio derivado de aquel estado”.

Esta cuestión en la especificidad que representa el deporte constituye hoy el auténtico
lastre de la discriminación de la mujer deportista. Podemos asentar un cierto consenso
en que efectivamente las potestades organizativas de la entidades deportivas marcan
una diferencia con cierto carácter sui géneris; pero lo que no podemos .es continuar
asentando la praxis de la actividad deportiva de la mujer en una condición resolutoria
que va contra principios constitucionales, y contra todo tipo de regulación de derecho
laboral, acotado, además, por sentencias como la referida anteriormente.

La realidad en nuestro país, por ejemplo, significa que más de un 40% de los deportistas
en el plan ADO son mujeres. De hecho, cada vez hay mayor presencia de la mujer en el
deporte, y además, y especialmente a nivel competitivo y profesional, los resultados
así lo demuestran. A pesar de lo cual, seguimos, sin dar una respuesta jurídica a todos
aquellos contratos que contienen la cláusula de la ruptura unilateral justificada por
parte del club ante el embarazo de la jugadora, admitiendo una discriminación de hecho
y de derecho, a pesar de todo. Esperamos, con urgencia, pues una modificación de la
legislación deportiva, o quizás, una ley de deporte profesional que regule este hecho,
tan lamentable, por injusto y discriminatorio. Como abogada doy fe de la proliferación
de este tipo de cláusula en contratos, que, incluso, son modelos tipos visados sin
reparo alguno por federaciones nacionales e internacionales. La respuesta de la jugadora
en la inmensa mayoría de los casos es de asunción por sumisión.

Documento completo

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar