Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

09 de Diciembre de 2014

Messi, los tramposos y el pasaporte

Por Juan Manuel Herbella

Cuando concluyó el entrenamiento en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, una comitiva esperaba
a Lionel Messi y a cuatro compañeros para someterlos a un control antidoping sorpresa en la
previa del choque ante el PSG por Champions League. Nada fuera de lo común si no hubiese
sido por el reclamo de Messi en su perfil de Instagram: “Día de doping. De los 5 elegidos, fui
el único que hice orina y sangre. Raro, no…..”

La lucha contra el Doping no tiene nada que envidiarle a cualquier historia de policías y ladrones.
En estos años, se ha visto de todo: perejiles que cayeron por desconocer la farmacocinética
del cannabis, ladrones de guante blanco que nunca fueron descubiertos, grandes estafas ocultas
que salieron a la luz por algún arrepentido que quiso morigerar su pena, oficiales corruptos
que ocultaron evidencias o alertaron sobre controles a cambio de un buen dinero y la
historia de Lance Armstrong que engloba toda la problemática en un solo caso.

La Organización Mundial Antidopaje (WADA) es un ente independiente, financiado en gran parte
por el Comité Olímpico Internacional, que se encarga de desarrollar, coordinar y supervisar
la aplicación de controles para detectar el uso de sustancias prohibidas en el deporte de alto
rendimiento. Su última innovación de magnitud, es la implementación del Pasaporte Biológico
del Atleta (ABP): un procedimiento que reformula por completo la dinámica de control. Antes
se buscaba detectar la sustancia o el método de dopaje, ahora los controles sirven para
monitorear (en el tiempo) el comportamiento de ciertas variables biológicas que revelan
indirectamente efectos anormales en caso de doping. Inicialmente (2009) se evaluaban
variables hematológicas para la detección de dopaje sanguíneo (transfusiones, EPO, etc) y
a partir de 2014 se sumaron variables hormonales (principalmente esteroideas). Hematocrito,
Hemoglobina, Cómputo de glóbulos rojos, Cómputo de reticulocitos o Volumen Corpuscular
Medio, son algunos de los valores relevados periódicamente en el perfil hematológico.
Testosterona, Epitestosterona, Androsterona y Etiocolanolona, en el hormonal. Un hallazgo
atípico en alguno de estos valores, confirmado por un grupo de expertos, puede significar
una violación a las reglas, pese a no tener una prueba “positiva”. Teniendo en cuenta la
necesidad de estudiar estas variaciones, el pasaporte recién es considerado efectivo luego
de un promedio de tres a cinco controles.

El 29 y 30 de noviembre de 2013, en la sede de la FIFA en Zurich, se desarrolló una reunión
médica y científica interdisciplinar para diseñar un protocolo de aplicación del Código Mundial
Antidopaje con Pasaporte Biológico incluído. Time for change: a roadmap to guide the
implementation of the World Anti-Doping Code 2015 fue el paper que quedó como legado
de la reunión presidida por el médico checo que maneja el departamento médico de FIFA:
Jiri Dvorak.

Entre los puntos a resaltar se destacan: la prevalencia del dopaje en función del deporte y el
país en que se practica (la prevalencia de perfiles sanguíneos anormales puede variar
de 3% a 48% dependiendo del país de origen de los atletas), el desarrollo de estrategias
eficaces para planes de distribución de pruebas en los momentos importantes de las
competencias, la identificación de ámbitos del deporte considerados como de alto riesgo
para las prácticas de dopaje, la familiaridad con lo que está pasando “en la calle” y el
incentivo para que el atleta encontrado culpable se convierta en informante (datos a cambio
de indulgencia).

Las variantes para engañar al sistema eran diversas. Desde el uso de cremas con dosis mínimas
de esteroides que no alcanzaban el umbral para dar positivo hasta el uso de nuevos péptidos o
costosas drogas de diseño dado que no hay pruebas analíticas fiables en la actualidad para
detectarlos. El punto fuerte del nuevo Código Mundial Antidopaje 2015 es el concepto de
“almacenamiento y reanálisis”, donde se permite la guarda de muestras a diez años.

Históricos deportistas de una época, finalmente terminaron siendo grandes estafadores. Marion
Jones pasó más de ciento cincuenta pruebas sin dar positivo, Lance Armstrong casi doscientas.
En la historia del deporte, la tasa de falsos negativos en los exámenes antidoping sigue siendo
desorbitante. El Pasaporte Biológico representa una sofisticación en los procedimientos con el fin
de reducir esa brecha. Su introducción puede servir como disuasivo y evita el defecto de medir
al total de los atletas con el mismo parámetro. El inconveniente es que es muy costoso (cinco
veces más que un rutinario de orina). En los deportes individuales es aún más importante. Por
el momento no es de uso común, es sólo para deportistas superlativos o con resultados
anormales. Messi es un anormal, que lo elijan no sorprende a nadie. Salvo a él que no se
da cuenta de la magnitud de lo que hace.

Fuente: www.442.perfil.com



 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar