Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

16 de Septiembre de 2014

Eduardo Galeano: “La estructura de poder del
fútbol es la monarquía más secreta del mundo”


El periodista y escritor uruguayo se describe a si mismo como "un mendigo del buen
fútbol". En su libro "El fútbol a sol y sombra" describe la eterna contradicción entre el
placer y el negocio que hay detrás del deporte favorito de miles de personas.+

“Hay dictaduras visibles e invisibles. La estructura de poder del fútbol en el mundo
es monárquica. Es la monarquía más secreta del mundo: nadie sabe de los secretos
de la FIFA, cerrados a siete llaves. Los dirigentes viven en un castillo muy bien
resguardado”, señaló Eduardo Galeano en entrevista al diario O Estado de Sao Paulo.

Sin embargo, en el mismo medio, el escritor enfatizó que “los niños no tienen la finalidad
de la victoria, quieren apenas divertirse. Por eso, cuando surgen excepciones, como Messi
y Neymar, son, entonces ellos para mí unos verdaderos milagros“

En su libro publicado en 2010,“El fútbol a sol y sombra”, el autor de “Las venas abiertas
de América Latina”, analiza en profundidad los mitos e historias del deporte que hoy se
celebra con la copa del mundo en Brasil 2014.

Galeano no sólo relata una historia, sino que pone en evidencia la contradicción de muchos,
que disfrutan del deporte pero el negocio y el lucro detrás de el parece nublar la fiesta
emocional que genera la pasión del fútbol. Cuenta, entre otras cosas, el origen de
clubes al alero de organizaciones anarquistas.

“¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en
la desconfianza que le tienen muchos intelectuales.”, agrega Galeano.

Les dejamos un extracto del libro, que pareciera responder al debate que hoy por hoy
ronda al mundial de Brasil, entre la protesta y el goce:

El desprecio de muchos intelectuales conservadores se funda en la certeza de que la idolatría
de la pelota es la superstición que el pueblo merece. Poseída por el fútbol, la plebe piensa
con los pies, que es lo suyo, y en ese goce subalterno se realiza. El instinto animal se
impone a la razón humana, la ignorancia aplasta a la Cultura, y así la chusma tiene lo que
quiere.

En cambio, muchos intelectuales de izquierda descalifican al fútbol porque castra a las
masas y desvía su energía revolucionaria. Pan y circo, circo sin pan: hipnotizados por la
pelota, que ejerce una perversa fascinación, los obreros atrofian su conciencia y se dejan
llevar como un rebaño por sus enemigos de clase.

Cuando el fútbol dejó de ser cosas de ingleses y de ricos, en el Río de la Plata nacieron
los primeros clubes populares, organizados en los talleres de los ferrocarriles y en los
astilleros de los puertos. En aquel entonces, algunos dirigentes anarquistas y socialistas
denunciaron esta maquinación de la burguesía destinada a evitar las huelgas y enmascarar
las contradicciones sociales. La difusión del fútbol en el mundo era el resultado de una
maniobra imperialista para mantener en la edad infantil a los pueblos oprimidos.

Sin embargo, el club Argentinos Juniors nació llamándose Mártires de Chicago, en
homenaje a los obreros anarquistas ahorcados un primero de mayo, y fue un primero
de mayo el día elegido para dar nacimiento al club Chacarita, bautizado en una biblioteca
anarquista de Buenos Aires. En aquellos primeros años del siglo, no faltaron intelectuales
de izquierda que celebraron al fútbol en lugar de repudiarlo como anestesia de la
conciencia. Entre ellos, el marxista italiano Antonio Gramsci, que elogió “este reino
de la lealtad humana ejercida al aire libre”.



Fuente: Web Desconcierto

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar