Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

11 de Noviembre de 2016

Con la salida del Estado, el fútbol por televisión
será pago y se distribuirá entre varias empresas


Fox y Turner lo tendrán por entre $ 1800 y $ 3000 millones anuales, Torneos lo
producirá, los hinchas adquirirán abonos y varios canales lo emitirán por Cablevisión,
DTV y otros operadores

El programa Fútbol Para Todos morirá el 1° de enero. Millones de hinchas argentinos
se preguntan cómo verán a su equipo por televisión. Y la primera respuesta es que
deberán pagar. El escenario es cambiante y sufre modificaciones todas las semanas,
porque las reuniones se suceden y aún no hay ningún contrato firmado. Lo más
probable es que el acuerdo sea el gran regalo de Navidad para la AFA y los clubes:
dos empresas, Turner y Fox, se asociarán y pondrán el dinero de los derechos.
Serán entre 1800 (el piso) y 3000 (el techo) millones de pesos anuales y el contrato
que se pacte con la AFA regirá hasta diciembre de 2019, es decir, el final de la
presidencia de Mauricio Macri. Cablevisión, DirecTV y el resto de los operadores de
cable se encargarán de distribuir el contenido. Según apunta un conocedor de la
televisión codificada, la producción será "casi con seguridad" de Torneos. Es un
negocio de al menos 1000 millones de pesos por año.

Todas las negociaciones se desarrollan con la venia del Gobierno. La premisa es que no
haya una sola empresa que se quede con todo. "Cuantos más jugadores haya, mejor.
Porque, además, eso ayudará a dividir la inversión. Y a minimizar el margen de error",
razona alguien que presenció varias reuniones sobre el tema en la Casa Rosada. En el
plan de negocios que diseñaron Fox y Turner figuran distintos tipos de abonos, de entre
169 y 300 pesos por mes. Dependen de la cantidad y la importancia de los partidos por
ver. En el futuro, los hinchas podrán pagar un canon mensual para mirar los partidos
por internet, en lo que sería una suerte de Netflix del fútbol. Este abono costará por
lo menos 300 pesos mensuales y permitirá acceder a los partidos mediante todas las
plataformas.

"Clarín y DirecTV no quieren ser los patos de la boda. Estarán, pero seguramente
querrán sacar su tajada", cuenta otro ejecutivo fuera de micrófono. Estas dos empresas
concentran 75% del total de los abonados a la televisión codificada (cable más satélite),
un rubro en el que participan también Telecentro, de Alberto Pierri, y Supercanal, de Daniel
Vila, el empresario que la Casa Rosada pretende imponer en la AFA. Sin ellos, no hay
negocio posible. Con ellos, debe haber una ganancia asegurada. Para que este nuevo
esquema sea redituable, debería suscribirse al menos un 30% de los abonados a la TV
codificada. Al día de hoy hay 8,5 millones de personas que pagan por contenidos
televisivos: el 30% equivale a 2,55 millones. Si todos estos suscriptores adquirieran el
abono básico ($ 169), el fútbol codificado recaudaría $ 5171 millones por año. Suficientes
para repartir entre todos los actores.

Que la producción sea de Torneos les cierra a todos los jugadores. Responde a una
intención explícita de Ignacio Galarza, el CEO de la compañía, que tuvo dos reuniones
con funcionarios nacionales en el año; la más importante, con Fernando De Andreis. La
producción sigue siendo el corazón de los negocios de la empresa. Además, Torneos
y Clarín tienen una sociedad (Tele Red Imagen S. A.) con la que explotan el canal TyC
Sports. Con una primera categoría que ofrece 15 partidos semanales, ninguna señal es
desdeñable. Y nadie puede asegurar que no haya encuentros de la primera A por TyC
Sports a partir de enero.

Más allá de lo que suceda con TyC Sports, Fox y Turner tendrán señales propias en las
grillas de Cablevisión y DirecTV, por las que emitirán el fútbol. Fox podría utilizar las que
ya posee (Fox Sports, Fox Sports 2 y Fox Sports 3) e incluso crear una para ese fin. El
canal de Turner tendría un nombre del que se habla desde 2009: AFA TV. Y sería el
mojón inicial de una asociación a futuro entre la AFA y la empresa estadounidense. La
idea es que cuando el fútbol argentino tenga un nuevo presidente se forme esa nueva
sociedad, con un contrato a largo plazo (10, 15 años) a partir de 2019, en el que la entidad
deportiva mantenga un porcentaje de las acciones. El modelo es el Canal del Fútbol chileno.

"Podrá parecer un camino complejo, pero estoy convencido de que AFA TV, con el soporte
de una UTE de grandes empresas de medios del mundo, será algo revolucionario. El
fútbol argentino lo merece", señaló desde Estados Unidos Horacio Gennari, ex director por
la AFA de Fútbol Para Todos y desarrollador del proyecto AFA TV. Gennari habló en los
últimos días con Carlos Martínez, la máxima autoridad de Fox para la América latina, y con
Whit Richardson, el principal ejecutivo de Turner, para que ambas empresas confluyeran
en el negocio. Fox y Turner, que hasta hace un año estaban peleadas, hicieron una suerte
de armisticio: Turner no pujará por activos históricos de Fox en la región, como la Copa
Libertadores, y Fox no se meterá con lo que ya haya sido tomado por Turner. En la
Argentina serán socios.

Los números finos de este esquema no están cerrados. No se sabe, por ejemplo, cuánto
dinero pondrá cada una de las empresas. Tampoco, cómo se repartirán los partidos más
atrayentes. Incluso existe la posibilidad de que algunos encuentros sean transmitidos
por canal abierto (América, TV Pública, Canal 9), tal vez en diferido. La distribución de
la fecha entre las diferentes señales es una verdadera incógnita, que se resolverá sobre
la marcha y a pocos días de que el nuevo ecosistema del fútbol por TV comience a andar.

La decisión del Gobierno de anunciar por cadena nacional el final de Fútbol Para Todos no
hizo sino rebajarles el precio a los derechos de televisión. La AFA, ahora, deberá pagar el
precio de la urgencia a la hora de sentarse a negociar. Las reuniones anticipan una multitud
de sillas: estarán presentes el gobierno, las empresas interesadas, el Comité de
Regularización que gobierna la AFA y los clubes. Éstos últimos deberán autorizar a la
comisión a firmar un contrato de televisación para más allá del 30 de junio próximo,
cuando vencerá su mandato; por supuesto, ninguna empresa internacional querrá ingresar
a un negocio como éste por apenas seis meses. Por otro lado, habrá que negociar la salida
del Estado de Fútbol Para Todos. "Que paguen todo lo que corresponde", claman los clubes
más beligerantes. "Tenemos una circular firmada por la mayoría de los clubes en la que
piden la salida del contrato", argumentan desde la Casa Rosada. Todo se zanjará con una
cláusula que pondría a salvo al Estado de pagar una indemnización. Será una salida
consensuada.

Este nuevo pool de empresas que tomará el negocio del fútbol por televisión es el resultado
de meses de estrategias, negociaciones, propuestas cruzadas y, sobre todo, cortocircuitos
en la AFA. En el camino quedaron varios jugadores. Gol TV, empresa del uruguayo
Francisco "Paco" Casal, decidió no participar. Los árabes de Al Jazeera tuvieron en Bahréin
un acercamiento con Armando Pérez, el presidente del Comité de Regularización, pero no
avanzaron más.

Fútbol Para Todos morirá el primer día de 2017. El nuevo escenario será cambiante hasta
el amanecer del nuevo modelo, pero hay un par de certezas. La televisación del torneo
argentino volverá a estar regida por el libre juego de la oferta y la demanda. Y por el pago
de abonos.

El balance del FPT

En siete años el Estado gastó, entre derechos y producción, 9504 millones

En 2009, la erogación fue de $ 236,36 millones; en 2010, de $ 589,69 millones; en
2011, de $ 815,05 millones; en 2012, de $ 1209,06 millones; en 2013, de $1395,43
millones; en 2014, de $ 1664,11 millones; en 2015, de $ 1963,26 millones. Este año la
erogación va por los $ 1631,8 millones, en un presupuesto superior a los $ 2000 millones.

La publicidad privada no cubre la inversión

Desde febrero de 2010 y hasta diciembre del año pasado, Fútbol Para Todos tuvo un solo
auspiciante privado: Iveco. La prohibición de la pauta privada fue una decisión del ex
presidente Néstor Kirchner. Desde diciembre de 2015 el Estado recaudó entre $ 450 y
$ 500 millones. Revendió los derechos a los canales abiertos privados (Telefé, El Trece,
América), hubo avisos en la TV Pública, cayeron los gastos de producción y se vendió
el naming del torneo a Axion Energy. Pero sigue habiendo un alto déficit: hasta fin de
octubre, los derechos de TV le costaron al Estado $ 1511 millones.

Fuente: Diario La Nación

 

 

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs -Marcos Paz nº 5450  . Tel 0341-155329633
difundepor@gmail.com - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar