Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

22 de Mayo de 2014

Fútbol para Todos: para la Justicia, el Estado
no le debe nada al Grupo Clarín


Un fallo judicial sostiene que el Estado no le debe nada al Grupo Clarín por el contrato del Fútbol
para Todos. La Sala F de la Cámara en lo Comercial lo reconoció en una resolución en la que
destrabó un conflicto de “competencia” derivado de la ruptura del contrato que vinculaba
a la AFA con la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC), sociedad que conformaban
Torneos y Competencias y el Grupo Clarín, que transmitía el fútbol por el sistema de TV por
cable, en algunos casos por el sistema codificado (es decir, al público que podía pagarlo).

Según documentación a la que tuvo acceso Tiempo Argentino, TSC había reclamado por la vía
judicial en 2010, poco después de la creación de Fútbol para Todos, que “se condene a la AFA
a reanudar el cumplimiento del contrato AFA-TSC en los términos convenidos por las partes en
una fecha de un torneo de primera división” del fútbol argentino.

La AFA, según la pretensión de la empresa que tenía el fútbol de pago, debía “adoptar las
medidas necesarias para que, en la Fecha de Reanudación del Cumplimiento del Contrato,
el personal técnico de TSC, o de la empresa que TSC indique, pueda acceder a los estadios
de juego para efectuar las transmisiones y disponer de los lugares, facilidades y medios para
que pueda ejercer los derechos cedidos con exclusividad”.

Pero los jueces Alejandra Tevez y Juan Manuel Ojea Quintana analizaron “la naturaleza de la
pretensión” de TSC y “la relación de derecho existente entre las partes”. Es decir qué reclama
la empresa del Grupo Clarín, y sobre todo a quién se lo reclama.

El fallo recuerda que “el Estado Nacional no fue parte del contrato AFA-TSC por lo que resulta
un tercero ajeno a la relación jurídica que pretende mantenerse vigente”. No obstante, reconoce
que si en el futuro TSC ganara el juicio contra la organización del fútbol argentino, “la eficacia
de la sentencia se hallará eventualmente subordinada a los pormenores y circunstancias relativas
al contrato celebrado por AFA con el Estado Nacional”.

Por ello, el Estado fue citado como “tercero” en el juicio, pues “actualmente tiene la licencia de
los derechos cedidos y eventualmente podría verse perjudicado en su relación contractual con la
demandada”, la AFA. Dicho de otro modo: el Estado podría resultar perjudicado por el juicio;
en modo alguno responsable del daño eventualmente causado a TSC.

El fallo recuerda, incluso, que el Estado dijo en el expediente que “no resulta ser titular de la
relación jurídica sustancial que ha vinculado a las partes en este proceso”, es decir que no
tiene nada que ver con el diferendo entre TSC y la AFA. Sobre todo porque la creación de Fútbol
para Todos “fue posterior a resolverse el vínculo con TSC y su razón de ser principal (satisfacer
un interés público y brindar contenido real y concreto a un mandato constitucional que consagra
el derecho humano al esparcimiento y recreación) quedó plasmado en Contrato celebrado para
la Transmisión de Espectáculos de Fútbol por Televisión Abierta y Gratuita”.

El contrato entre el Estado y la AFA no está en discusión en este expediente. “Aún cuando
pudiera predicarse que la relación jurídica entre la AFA y el Estado Nacional se enmarca en
un régimen jurídico público exorbitante del derecho privado, aquella no es el sustrato principal
sobre el cual se asienta el conflicto a ser dirimido... Aquí no se ha ejercido una pretensión
directa contra el Estado Nacional”, dice el fallo.

“Aquella afectación que, se pregona, podría eventualmente seguirse para el Estado Nacional
en su condición de actual licenciataria de los derechos de transmisión televisiva del fútbol
presupone la admisión de una pretensión primaria contra la AFA, que a su vez le ordene
retrotraer el estado de cosas contractual al momento previo a la rescisión”, advirtieron los
jueces. Pero en todo caso se trata del “acaecimiento del hecho futuro e incierto de una
condena y doblemente eventual en tanto su alcance gravitare sobre los derechos
adquiridos del Estado Nacional”.

La propia TSC, en su demanda, reclamó “el pago de los daños y perjuicios causados por el
incumplimiento de la AFA”. Más aun: pidió que “se condene a la AFA a pagar(le)...
indemnización pecuniaria más los daños y perjuicios (daños emergentes y lucro cesante)
causados por el incumplimiento” de la entidad madre del fútbol vernáculo.

Fuente: Tiempo Argentino










 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar