Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

16 de Mayo de 2014

Qué es el "Fair Play financiero", la pesadilla
del PSG y Manchester City


Por Rodrigo Duben

La crisis económica europea golpeó fuerte a los clubes de fútbol. Los fichajes del mercado de
pases para la temporada 2010-2011 no habían sido por cifras siderales como hacía un año atrás.
Se pasó de los 94 millones de euros que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo, a un récord
apenas de 40 millones que puso el Barça para capturar a Villa.

La UEFA no descansó a pesar de que los importes eran menores. El presidente Michel Platini empezó
a espiar de cerca a los movimientos económicos de los clubes más ricos del continente e ideó un
plan para acabar con las deudas y las inversiones desmedidas. Apareció el Fair Play financiero,
una pesadilla para las fortunas.

La idea era establecer límites en las pérdidas de las instituciones. Obligarlos a no tener deudas
pendientes con otros clubes, con jugadores o con autoridades tributarias. Como si fueran médicos,
dijeron que querían "mejorar la salud financiera de los clubes europeos".

Los clasificados para disputar competiciones UEFA deben demostrar que no tienen deudas pendientes.
Fueron límites paulatinos, que para la presente temporada buscaban establecer requisitos de
equilibrio, es decir, no gastar más de lo que ganancias.

El Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB) es el que verifica cada año las cifras
registradas por los clubes los últimos dos años, y a partir de la próxima temporada (2014-15), revisará
las cifras de los tres ejercicios anteriores de cada entidad.

Los clubes pueden gastar hasta 5 millones de euros más de lo que ingresan por un período de
evaluación de tres años. Los límites se fijaron en 45 millones de euros para las temporadas 2013-14
y 14-15, y 30 millones de euros entre junio de 2015 y junio de 2018.

Los siguientes años, el límite será menor, aunque la cantidad todavía no está definida. La única
salvedad es que, para promover la inversión en estadios, campos de entrenamiento y desarrollo
del fútbol juvenil, todos estos gastos quedan excluidos del cálculo del punto de equilibrio.

La persecución de la UEFA incluye investigaciones en los acuerdos de patrocinio. Los clasificados a la
Champions League y la Europa League tendrán las licencias sólo si juegan limpio en los escritorios.
Desde la temporada 2003/04, 44 clubes no fueron admitidos porque no cumplían con requisitos
como pagar a sus jugadores o traspasos a otros clubes.

El incumplimiento de las normas puede provocar advertencias, amonestaciones, multas, quita
de puntos, retención de los ingresos obtenidos en competiciones UEFA, prohibición de registrar
a nuevos jugadores en estos torneos, restricción del número de jugadores, límites en salarios,
descalificación de las competiciones en curso y/o de futuras competiciones, y la quita del título
o premio.

Tiemblan el Paris Saint Germain y el Manchester City, entre otros. Los flamantes campeones de la
Ligue 1 y la Premier League, respectivamente, se enfrentan a multas cercanas a 60 millones
de euros. Sus políticas deportivas, respalda por magnates y fortunas inmensas, corren mucho
peligro.

La entidad inglesa propiedad del jeque Mansour bin Zayed, con una fortuna personal valorada
en más de 20.000 millones de euros, acumuló pérdidas por 178 millones de euros en 2011,
116 millones de euros en 2012 y 62,3 millones de euros el año pasado.

El técnico chileno Manuel Pellegrini también podría ver sus convocatorias para la próxima
edición de la Champions, limitadas a entre 18 y 21 futbolistas, en lugar de los 25 jugadores
actuales.

El PSG la pasaría peor. El diario deportivo francés L'Equipe adelantó que el club parisino sólo podrá
reclutar una estrella de un precio máximo de 60 millones de euros en el próximo mercado, como
parte de las sanciones que la UEFA le impondría.

También tendrá primero que vender a uno de sus jugadores y no podrá repartir esos 60 millones
de euros en varios fichajes. El entrenador Laurent Blanc tendrá que descartar la posibilidad de
dividir el dinero en dos jugadores de 30 millones o tres de 20.

No podrá aumentar su gasto en salarios, que en la actualidad alcanza los 240 millones de euros
y sólo podrá inscribir a 21 jugadores, de los cuales ocho, deberán "haberse formado localmente",
agrega el rotativo.

Se estima que el contrato que tiene con la Autoridad de Turismo de Qatar por 200 millones de euros,
tendrá que ser reducido a 100 millones. Todo se completaría con una multa de 60 millones de euros,
a pagar en 3 años, y su déficit tendrá que ser como máximo de 30 millones al final de la
temporada 2014-2015, lo que supone un tercio de las pérdidas que tiene en la actualidad.

Si bien ambos clubes podrían todavía recurrir ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), tendrán
que ver cómo solucionar sus desordenes financieros.

La UEFA busca trasladar el modelo a la FIFA. Quiere equilibrios globales y regulaciones por todo
el mundo. Platini se metió en el sueño millonario de los jeques y la pesadilla para las fortunas
recién comienza.

Fuente: Infobae



 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar