Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

2 de Diciembre de 2014

El deporte es asunto de Estado en Cuba
y eso los hace mejores


La cima del medallero de los Juegos Centroamericanos y del Caribe no conoce otros
reyes que no sean Cuba y México. De las 22 ediciones que se han realizado hasta
ahora, en 10 la delegación mexicana se ha impuesto en el medallero; en tanto los
cubanos se han impuesto en 12 ocasiones, la última en la recién concluida justa
regional de Veracruz 2014.

El éxito de los isleños no es fortuito. La explicación, según atletas y entrenadores
cubanos, es el papel que tiene el deporte para el gobierno y la sociedad cubana.

“Cuba tiene una política deportiva muy efectiva y es que el deporte es una prioridad
para nuestro gobierno, lo cual ha llevado a un crecimiento importante de todas
las disciplinas”, explica Elio Garraway, entrenador cubano de lucha grecorromana.

Y es que en Veracruz, los isleños dominaron en 12 de las 46 disciplinas que se
disputaron en los Juegos Centroamericanos, en algunas, como remo, boxeo, lucha
y judo, fueron ampliamente superiores, y con ello se proclamaron reyes de la región.

Hay quienes se preguntan cuál es la clave de que un país como Cuba, que apenas
cuenta con un poco más de 11 millones de habitantes, ha logrado incluirse en el
selecto grupo de naciones que marchan a la vanguardia en el deporte, no sólo a
nivel regional, sino también a nivel internacional.

De acuerdo con Garraway la respuesta es muy sencilla “el éxito sólo se puede
entender por el sistema de trabajo que existe en Cuba, con todo el deporte en la
pirámide del alto rendimiento, eso juega un papel muy importante”.

Este sistema no es más que el recorrido que debe seguir un atleta desde la
base hasta las selecciones nacionales, “se pasa por el proceso desde la educación
física que se otorga en todos los niveles de enseñanza, bien planificada, dosificada,
orientada científicamente”, explica el entrenador.

De ahí, se pasa a las Escuelas de Iniciación Deportiva Escolar, donde atletas de
primaria, secundaria y preuniversitaria (o preparatoria) con aptitudes para convertirse
en futuros campeones son llevados física e intelectualmente al nivel deportivo adecuado,
para después pasar a la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético y finalmente a
las Escuelas Superiores de Formación de Atletas de Alto Rendimiento, en donde sólo son
requeridos los mejores atletas y de ahí se forman sus selecciones.

“La formación desde pequeños ha sido muy importante porque nos lleva a mantener
un nivel deportivo muy fuerte en todas tus etapas como deportista, siempre trabajando
de la misma manera, ya sea como juvenil o como olímpico, pero nunca te dejan bajar
el nivel”, explica Lázaro Álvarez, campeón centroamericano de boxeo en 60 kilogramos.

En ese sentido, Ronaldo Veitía, entrenador cubano de judo, destaca que “la clave de
nuestro país es que ha mantenido un nivel, y eso favorece no sólo a mejorar el deporte
en Cuba, sino en todos los países de la región. El gobierno, la política deportiva que se
ha tenido en Cuba ha hecho que los deportes puedan mantenerse gracias al trabajo que
se tiene desde con los juveniles”.

Pero la eficiente aplicación de la pirámide de alto rendimiento no es la única clave para
el dominio mostrado por los cubanos.

De acuerdo con entrenadores como Lino Socorro, quien es parte del equipo de
entrenadores cubanos de clavados, “el apoyo de nuestro gobierno ha sido fundamental,
contar con la infraestructura necesaria, tener el compromiso para apoyar todo el tiempo
el alto rendimiento es una de las cosas que ha hecho crecer al deporte en Cuba”, explica.

En tanto, Garraway también atribuye este éxito al trabajo que se ha hecho en los
entrenadores mismos, “la especialización técnica es muy importante, el sistema de
trabajo en Cuba es muy importante, porque nosotros también trabajamos desde la
base hasta el alto rendimiento y eso hace que los atletas y nosotros como entrenadores
lleguemos en las condiciones que se requieren a la selección nacional”, explica.

Y a decir de Rolando Acebal, entrenador de boxeo, la clave ha estado tanto en lo humano
como en lo material, “tenemos a atletas comprometidos para llegar a ser los mejores
deportistas; además, el país nos apoya mucho y hay una infraestructura de un nivel muy
alto, que nos ha hecho crecer. Es verdad que no tenemos la tecnología ni las condiciones
que tienen países como México por ejemplo, pero tenemos un personal muy bien preparado”,
explica.

No obstante, tanto Acebal como otros entrenadores aceptan que pese al éxito que ahora
ostentan, aún existen cosas qué mejorar, “quizá un poco más de fogueo, sin duda
insertarnos en un sistema competitivo más alto nos daría mejor nivel, competir con atletas
europeos, rusos, estadounidenses nos haría mejorar mucho más”, acepta.

Esa misma opinión la comparte Elio Garraway, “el fogueo para otro países como México ha
sido fundamental. En la lucha femenil, por ejemplo, los mexicanos han hecho un tremendo
esfuerzo y se han visto los resultados.

“Gracias al trabajo que hicieron en Europa, Cuba y Estados Unidos, han llegado a una gran
forma y esperemos que ellos sigan así, porque así le daremos fuerza a América en los
deportes a nivel internacional. Pero el fogueo es algo que a nosotros nos está faltando”,
destaca.

Y reconoce que, en parte también, se necesita mayor especialización en los entrenadores
“tratamos de estar a la vanguardia, actualizarnos, pero para seguir teniendo este nivel
la especialización constante es muy importante”, concluyó.

Fuente: www.eleconomista.com.mx




 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar