Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

18 de Noviembre de 2016

El efecto contagio, en números: cómo la explosión
de Juan Martín del Potro y la Copa Davis revitalizaron
al tenis en todo el país


La recuperación del tenista tandilense y la llegada a la final de la Ensaladera potenció
el deporte de las raquetas; alumnos nuevos y la situación especial que se da en las
ciudades de origen de los que juegan la Davis

Lejos de ser un boom como en los tiempos de la inigualable Legión, el tenis argentino
goza de buena salud. La extraordinaria recuperación de Juan Martín del Potro, la
clasificación del equipo nacional para la final de la Copa Davis frente a Croacia en Zagreb,
los cuatro títulos en el ATP Tour [Federico Delbonis en Marrakech, Juan Mónaco en Houston,
Diego Schwartzman en Estambul y Del Potro en Estocolmo] después de una temporada de
sequía, el dominio albiceleste en los challengers y los valiosos resultados de los juniors
en competencias internacionales, entre otras situaciones, potenciaron al deporte de las
raquetas en el país. Volvió a generarse, sobre todo después de la medalla plateada lograda
por Del Potro en los Juegos de Río, un contagio en el público y en los que practican tenis
en forma recreativa que, hasta no hace mucho tiempo, estaba adormecido. Las consultas, la
demanda de clases y los alquileres de canchas aumentaron a partir de agosto, al menos,
en un 30%. Esta suerte de fenómeno se advierte, sobre todo, en clubes que no tienen
una masa societaria estable y constante, sino que se dedican a rentar canchas por
hora y ofrecer clases individuales o grupales. La expresión se produjo en Buenos Aires,
pero también en el interior del país.

"En marzo pasado teníamos, entre chicos y adultos, 45 personas. En septiembre tuvimos
casi 80. Los llamados para hacer consultas aumentaron muchísimo, tanto para el nivel
inicial como para el entrenamiento más formativo", explicó Marcelo Albamonte, director de
la escuela de tenis del club El Abierto (ex El Clú), en Saavedra. Julián Bertino, que
administra tres canchas de tenis en el Club Hípico de La Plata desde hace casi seis años,
contó que en 2011, "todavía con David Nalbandian en actividad", llegaron a tener 200
chicos en la escuelita, pero con el retiro del cordobés y la posterior inactividad de Del Potro
la cifra disminuyó a 80. En los últimos cuatro meses, según Bertino, se empezaron a
recuperar: "Es verdad que el clima, a partir de septiembre, incentiva la práctica del deporte.
Pero con todo lo que hizo Del Potro, de un día para el otro empezamos a recibir entre 15 y
20 llamados diarios preguntando por clases. Han venido padres que te decían 'Mi hijo vio
a Del Potro jugar y quiso empezar'. Lo mismo pasaba con Nalbandian. Otros tantos conocieron
y se involucraron más en el tenis por los Juegos Olímpicos. Hoy ya tenemos unos 130 chicos
en la escuela. En cuanto a los adultos, en marzo no llegábamos a 70 y ahora tenemos casi 100".

El tenis también funcionó como imán en el nordeste del país. En Resistencia, por ejemplo.
Fernando Fernández, profesor matriculado por la Asociación Argentina de Tenis y
administrador del complejo Campito Tenis Club, con tres canchas de polvo de ladrillo, dijo
que los Juegos Olímpicos y las semifinales de la Davis se vivieron a la par de un Mundial
de fútbol: "Aquí se vivió como una Copa del Mundo, realmente. La gente se juntaba a ver todos
los partidos, los comentaban. Desde ese momento todo levantó: hubo muchas más horas
alquiladas y se acercó gente de todas las edades". En el noreste, en Posadas, el panorama
fue similar. Según Rubén Pilin Blanchard, un referente del tenis en Misiones y ex profesor de
José Acasuso, la asistencia de chicos a la academia privada que dirige en el club Capri
aumentó entre un 30 y 40 por ciento desde agosto. "Empecé el año con 50 chicos y
actualmente ya entrenamos a unos 80 o 90 -contó Blanchard-. El trabajo creció, por
suerte. Hoy estamos trabajando aproximadamente 14 horas diarias, de lunes a jueves. Los
chicos están muy entusiasmados y, además, los de mayor capacidad son derivados al Centro
Provincial de Alto Rendimiento Deportivo como para que sigan perfeccionándose".

Alejandro Rudi, ex entrenador de Betina Jozami (132º de WTA en 2009) y profesor del Club
Atlético Estudiantes de Paraná, explicó que tanto en esa ciudad como en Concordia,
Concepción del Uruguay, Gualeguaychú y Gualeguay se registró un crecimiento de entre el
10% y el 30% desde agosto en las categorías de iniciación. "Además, a nivel social, la
gente está mucho más atenta y pendiente de los partidos, de los torneos internacionales.
Los chicos están muy enchufados. Además, lo que me sirve de termómetro es que hasta la
gente que no juega al tenis me hace comentarios sobre el deporte, sobre la Davis y Del
Potro. Además, se valora el trabajo de Orsanic: cómo se gestó el equipo y que ya no se
hable de peleas", añadió Rudi.

En ciudades en las que nacieron jugadores del equipo capitaneado por Daniel Orsanic, la
efervescencia es muy especial, claro. En Bahía Blanca, por ejemplo, donde nació Guido
Pella, el tenista que debutó este año en la competencia y único presente en todas las
series. Marcelo Martínez Gavioli, profesor del club Pacífico desde hace 35 años, contó
una rica anécdota: "Después de las semifinales contra Gran Bretaña todos los chicos de 10
y 12 años vinieron como locos al club queriendo jugar la Davis. Eso es lo que repetían todos.
Entonces tuvimos que armar equipos de tres o cuatro chicos, simular que defendían a distintos
países y hacerlos competir entre ellos. Fue muy motivador". Martínez Gavioli, que en tiempos
de estudiante vivió junto con Carlos Pella, padre del tenista zurdo, analizó: "Cuando arranqué
como entrenador, en el '78, '79, era la época de Vilas y en los clubes había lista de espera
para entrar y a hacerse socios. Entre el '90 y pico y 2002 hubo un bajón en la actividad por la
falta de contagio. A fines de 2003 y 2004 explotó todo y se mantuvo aproximadamente
hasta el 2010. La primera operación de Del Potro, más el crecimiento del rugby y el
hockey sobre césped, alejaron a mucha gente del tenis. Pero el partido de Del Potro contra
Djokovic en Río revolucionó todo. El teléfono del club sonaba poquito y empezó a sonar más.
Y hablando con profes de zonas aledañas, como Punta Alta, Coronel Dorrego, Pigüé,
coincidían en que había levantado el trabajo".

Martínez Gavioli contó, además, que el club Pacífico organizó un tradicional abierto entre marzo
y junio y no superó los 140 inscriptos. Pero en el mismo y nuevo certamen, posterior a los Juegos
Olímpicos, los participantes fueron 280. Algo similar ocurrió en el Corrientes Tenis Club,
donde tienen a Leonardo Mayer como referente. ¿Casualidad? De ningún modo.

Claudio Menna tiene suficiente autoridad, tras más de 25 años de enseñanza junto con
Daniel García en el Campo de Entrenamiento de Tenis, en el Tiro Federal frente al estadio de
River Plate, como para analizar los vaivenes. "Desde hace tiempo, la composición de la base
es baja, cayó el volumen y el entusiasmo. Hablo con gente del interior del país y allí
también bajó. Y no lo adjudico solo a un tema de poder adquisitivo, porque en 2001 no
teníamos plata, estábamos en crisis, pero había más gente jugando y nos pagaban con
patacones, hacíamos trueques y bancábamos a la gente. El deseo para la práctica del juego
puede seguir, pero si no hay grandes referentes, el entusiasmo no aparece. Y la prueba
está en lo hecho por Del Potro en los Juegos: provocó mucho entusiasmo. Empezamos a
recibir más llamados y pedidos de información por mail, sobre todo de adultos para tomar
clases", detalló Menna. Y aportó: "Para asistir a la escuela de tenis y para el pre-entrenamiento,
que es algo formativo, en los primeros seis meses del año no tuvimos ni un llamado. Pero
en los últimos meses el entusiasmo creció".

Desde otras funciones

Guillermo Coria recorre el país junto con Eduardo Schwank por el programa de rastreo de
talentos 'Nuestro Tenis'. Y en cada viaje está advirtiendo, según le expresó el ex número 3
del circuito a LA NACION, el entusiasmo general. "Hay mucho más movimiento y ganas.
Suma un montón la vuelta de Delpo, su carisma y ser un jugador con proyección para el
top 3. La gente se motivó mucho más y se acerca a practicar. Los chiquitos que están
indecisos y quieren arrancar en algún deporte, lo ven a él y buscan agarrar una raqueta.
Siempre ayuda cuando hay un referente. En mi club, en Rosario, siempre hay movimiento,
pero se sumaron más chicos. El resultado de la Davis también ayudó muchísimo.
Hablando con amigos directores de academias, me dicen lo mismo. Y bienvenido sea. Ojalá
que se mantenga este momento. Y si la Argentina llega a ganar la Davis, el boom va a ser
mucho más grande todavía".

El apunte de Luis Pianelli, oriundo de Arroyo Seco, Santa Fe, y encordador del equipo argentino
de Copa Davis, también ilustra el escenario actual: "Cuando volví a mi casa después de
las semifinales en Glasgow la gente me había dejado un montón de raquetas para encordar.
Los resultados en los Juegos, el US Open y la Davis, más el buen clima en esta época,
hicieron que la gente tuviera más ganas de jugar". Desde otra posición, Mariano Ink, ex
árbitro de tenis y presidente de Exxia Sport Management, empresa de representación de tenistas
y organizadora del challenger Copa FILA, dio su punto de vista: "El tenis volvió a las primeras
planas de los diarios, a los informes de TV, a las radios. Las marcas se dieron cuenta que
es un producto interesante para invertir. Las cosas se reactivaron. La venta y comercialización
del torneo avanzó mucho después de los Juegos Olímpicos. Además, noto mucho más interés
de la gente por el tenis. El domingo previo al arranque del torneo (se jugó el mes pasado, en
El Abierto), en el clásico Kids' Day tuvimos aproximadamente 150 chicos, el doble del año
pasado. Hemos recibido más pedidos de acreditaciones de prensa también. En general,
crecieron los números en cada sector".

El incentivo que Del Potro y compañía provocaron en el público debería ser aprovechado y,
de cierta forma utilizado, por la Asociación. ¿Que opina la dirigencia al respecto? "Es
una oportunidad fundamental para seguir transformando el tenis argentino. Desde hace un año
y medio la AAT tiene un plan deportivo, que es muy ambicioso porque a veces tenemos
limitaciones económicas para poder desarrollarlo. Que más gente juegue al tenis, que haya
más nenes en las escuelitas, que los torneos de menores completen sus cuadros,
colaborará con esa transformación", apuntó Diego Gutiérrez, vicepresidente segundo y director
deportivo. Ernesto Palito Fidalgo, formador de Gabriela Sabatini y vicepresidente primero,
aportó: "Hay deportes a los que les cuesta desarrollarse en la Argentina. Uno de los problemas
que tenemos es que en la mayoría de las veces nos pasamos peleando en lugar de pensar
qué está bueno, cómo ir para adelante. Este es un momento de crecimiento y el ejemplo de
disciplina lo están dando los chicos de la Davis. Ahí es donde nosotros tenemos que apuntar
y donde no le podemos fallar".

La Argentina fue privilegiada de tener, durante más de una década, a una generación fabulosa
como la Legión, que estimuló y atrapó la atención del público. Hoy, con mucha más
austeridad y sin los registros de los tiempos de Nalbandian, Coria, Gastón Gaudio, Guillermo
Cañas y compañía, la práctica del tenis vuelve a expresar un crecimiento en el país. Se volvió
a reactivar. Y, en un contexto general con dificultades, es una grata noticia.

Fuente: Diario La Nación

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs -Marcos Paz nº 5450  . Tel 0341-155329633
difundepor@gmail.com - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar