Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

07 de Julio de 2015

La violencia que debe combatir el rugby

Por Jorge Busico



Un video editado, subido a Facebook y viralizado en miles y miles de reproducciones,
donde se ve cómo dos jugadores de un equipo golpean y patean en la cabeza a un rival,
fue el detonante para que la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) convoque a una
reunión de presidentes de todos los clubes y decida incorporar una nueva figura, la de
director de partido, para intentar ponerle coto a una serie de episodios preocupantes
de indisciplina dentro y fuera de las canchas.

Cada encuentro de Primera tendrá a un responsable por club, que será una especie de
ayuda para con el árbitro con todo lo que suceda fuera de la cancha. Por ejemplo,
cuestiones de indisciplina de público o entrenadores. La circular con esta nueva medida
ya está llegando a todos los clubes y es posible que se empiece a instrumentar este
fin de semana. "Si un árbitro ve que un entrenador lo está volviendo loco, puede
parar el partido y pedirle al director designado de ese club que hable con él. Lo
mismo si es alguien del público", confió un dirigente de la URBA a LA NACION Deportiva.

El video que se viralizó más allá del ambiente del rugby fue difundido por gente del CASI
y corresponde a un partido de Intermedia ante Hindú, en San Isidro, por la 1a fecha del
Top 14. En él se ve cómo primero un jugador de Hindú le da una trompada por detrás a
uno del CASI, quien ya en el suelo, recibe un tacazo en la cabeza de otro rival. La
reacción fuera de todo contexto que muchas veces generan las redes sociales apuntaron
al club de Don Torcuato y a la dirigencia de la URBA, pero eso es sólo una parte del problema.

La dirigencia porteña está analizando el video de todo el partido -lógicamente, no se
tienen en cuenta los editados- , en el cual también habría agresiones de los jugadores del
CASI. En realidad, el clima de exasperación que se vivió esa tarde se extendió a la
Primera, con jugadores, entrenadores y público enardecidos pidiendo tarjetas y peleándose
entre ellos.

La URBA suspendió temporariamente a los dos jugadores de Hindú (al del tacazo ya
lo había hecho internamente el mismo club) y está evaluando lo que muestran las imágenes
de todo el partido. La difusión en Facebook, vale agregarlo, dañó las relaciones entre Hindú
y el CASI. Pero lo cierto es que las inconductas en el rugby porteño exceden a ese video.
En los últimos meses se dieron situaciones lamentables, como agresiones entre jugadores
en Newman-CUBA o una trompada de un jugador de San Cirano (no sancionado ni por su
club) que le generó la fractura de mandíbula a uno de San Patricio.

"En Juveniles es mucho peor", agregó una fuente. Es verdad. Un punto crítico se vivió hace
unas semanas, cuando un jugador de la Primera de San Albano literalmente le partió la cara
de una trompada a un padre de CUBA que intentaba separar una gresca en un partido
de M19.

Si bien la URBA debe poner límites con las sanciones correspondientes, la solución está dentro
de los clubes. Si cada club oculta a los agresores y mira para otro lado en nombre de falsos
principios, estos episodios se agravarán. Por eso, esta nueva figura de director de partido
es un primer paso que ojalá prospere y llegue a Juveniles.


Fuente: La Nación Deportiva


 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar