Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

11 de Marzo de 2013

La violencia no tiene quien la custodie

Por Claudio Cerviño

¿Cuántas veces vio caravanas de ómnibus con hinchas, pasando por la ciudad o por la
provincia, escoltados como primeros mandatarios? Como si los peligrosos, en realidad,
fuésemos nosotros, los que miramos azorados desde la vereda una escena emanada
de una obra delirante. Una pintura de la Argentina de estos tiempos, nublada por la
violencia; eslabón final de una cadena que se inicia más allá del ámbito de las
tribunas, con nexos políticos, favores, intereses y una exacerbada atracción por el
dinero y el poder. 

Puede, el fútbol argentino, escalar en los rankings internacionales. O no. Es una
contingencia. En lo que sí trepa es en la variedad de incongruencias. Anteayer lo
veíamos a Alex Ferguson festejando en Old Trafford el gol de Manchester United y
detrás de él a simpatizantes también eufóricos. ¿Imaginar esa escena aquí? Mínimo,
por los empellones, el legendario DT se tragaría 4 o 5 chicles por partido... 

La violencia en las canchas se prolonga con ribetes increíbles. Como lo que sucedió
dos fines de semana seguidos en Santa Fe -sin soslayar que detrás puede haber
factores políticos más profundos-, con hinchas visitantes echados a los palos de la
tribuna, y la imposibilidad de que el jugador Turús, al que una policía casi le saca
un ojo de un bastonazo, pueda presentar la denuncia porque... fue denunciado
antes por los efectivos. El muerto en la feroz interna de Tigre. El otro muerto en La
Plata antes de Gimnasia-Chicago, que no terminó por otros incidentes. 

El carrusel siguió con los tiros en la ruta sanjuanina entre barras de Huracán y de
Morón; por la noche, los incidentes en Tucumán en el clásico local. Todos partidos
por la Copa Argentina, ese certamen que, por ejemplo, hace jugar, en zona cuyana,
a equipos de Capital y del conurbano con otros Olavarría y Córdoba. Ahí van los hinchas
sin custodia, dispuestos a que ocurra lo que pasó ayer. Por esas rutas donde, además,
hay otros viajantes; que no portan armas, sino algún GPS y el equipo de mate. 

Pero seguramente, el problema de fondo seremos nosotros, usted y yo; los que estamos
fuera del circuito, los que no entendemos el negocio ni sabemos de seguridad y de cómo
armar operativos cada vez más costosos y menos eficientes. La consecuencia es un
desprecio alarmante por la vida. 

Vimos, también, a un jugador de Mandiyú (Walter Marín), tratando de perforar un alambrado
con un caño, como si fuera una lanza, para agredir a hinchas que lo habían insultado; una
reacción que escapa a la razón. Es que si algo viene faltando desde hace tiempo es eso:
razón. La violencia desde afuera, la violencia desde adentro. La violencia que se mira casi
de costado. Lo que se hace no alcanza. O no sirve. 

Fuente: Diario La Nación

 

         

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar