Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

06 de Octubre de 2016

Carta abierta desde Dinamarca a Werthein y
Mac Allister pidiendo una salida digna para
Mario Goijman


El director de Play the Game, una importante organización que investiga la corrupción
en el deporte mundial, envió una carta abierta a LA NACION desde Dinamarca abogando
por el ex presidente del voleibol argentino

Carta abierta a Gerardo Werthein, Presidente del Comité Olímpico Argentino y Miembro
del COI, Carlos MacAllister, Secretario de Deportes de la Nación, y Ary Graça,
Presidente de la Federación Internacional de Voleibol:

El deporte le debe una salida a Mario Goijman, denunciante de la corrupción

Por Jens Sejer Andersen, fundador y director internacional de Play the Game

En estas horas Argentina sirve como anfitrión de un evento espléndido y prestigioso, al
reunirse en Buenos Aires centenares de dirigentes de uno de los deportes globalmente
más queridos y más rentables, el voleibol.

En el Hilton Hotel habrá champagne, habrá fiesta, habrá discursos sobre el valor que
tiene el deporte para formar la juventud, habrá elogios para Buenos Aires por sus
preparativos para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.

Pero también habrá silencio. Habrá olvido. Habrá hasta resistencia contra quienes se
atrevan a recordar. Callarán sobre la deuda enorme que el mundo de voleibol dejó
durante su última visita a Argentina hace 14 años. Una deuda de más de un millón
de dólares.

Para una Federación olímpica internacional o una nación entera, una suma de ese
tamaño no tiene gran importancia, pero cuando una sola persona debe semejante
cantidad, es fácil imaginar que tarde o temprano, esa persona se hunda hasta las
rodillas.

Justamente en estos días, el que supo ser colega de los dirigentes del voleibol que
celebrarán en el Hilton, está al borde de salir a la calle con sus dos perros, desamparado,
arruinado, depresivo y diabético.

Hablamos de un ciudadano argentino, el ingeniero Mario Goijman. Durante la última visita
del voleibol internacional a la Argentina en 2002, él fue el eje de los eventos, él fue el
objeto de los aplausos. En medio de una crisis económica terrible en la Argentina, él
logró organizar un Campeonato Mundial exitoso y contribuir a un mejor imagen
internacional de su patria.

Pero Mario Goijman pagó un precio demasiado alto. Como empresario de buen pasar,
garantizó unos 800.000 dólares en préstamos personales y bancarios, garantizó
personalmente por cada peso. Corrió un riesgo, sí, pero conociendo las reglas internas
de la FIVB, él tenía confianza en recuperar el dinero desde la federación internacional.

Conocía las reglas, pero no conocía suficientemente al entonces presidente del voleibol,
el mexicano Rubén Acosta. Después de una serie de enfrentamientos, el omnipoderoso
Acosta decidió echar tanto a Mario Goijman como a toda la Federación Argentina de la
familia del voleibol. Y como consecuencia, la FIVB se negó a pagar sus deudas y sigue
sin querer pagarla al día de hoy.

En los años siguientes Goijman trabajo arduamente para demostrar que Ruben Acosta
era uno de los dirigentes deportivos más corruptos que se conocieran en el mundo. La
propia FIVB estimó que Acosta se enriqueció con más de 33 millones de dolares
pertenecientes al deporte y sus deportistas.

Hoy en día, el nuevo presidente de la FIVB, el brasileño Ary Graça, destaca que
"el voleibol está inequívocamente en una época dorada de éxito", aunque parece
haber olvidado a quién se debe gran parte de ese éxito: a Goijman. La documentación
recogida por él fue decisiva para forzar a Acosta a dejar su cargo en 2008, y ya en 2004
fue clave para que el Comité Olímpico Internacional se despidiera de uno de sus
miembros más controvertidos, que no era otro que Acosta.

En esta cadena de sucesos útiles para su deporte, Goijman se gastó todos sus recursos
financieros y psicológicos sin nunca recibir una rehabilitación merecida y una compensación
justa desde el lado del deporte que había ayudado a rescatar.

He seguido personalmente durante veinte años el deporte internacional y sus numerosos
escándalos, y nunca ví un caso tan injusto como el de Goijman. Nunca ví tantas instituciones
mirar para otro lado cuando se les pide estar a la altura de los valores éticos que predican.

En estas horas, el drama se juega con toda claridad en Buenos Aires. Una organización
superpoderosa y rica se enfrenta con el espejo de su pasado ante la aparición de
Mario Goijman.

Espero que los dirigentes vean una imagen que los inspire a cambiar sus actitudes, espero
que entiendan que el reflejo de un hombre anciano, empobrecido, enfermo, desesperado,
la imagen de Mario Goijman, es la imagen de una responsabilidad que los líderes
deportivos comparten y que tienen que asumir ahora mismo, porque pronto podría ser
tarde.

Mario Goijman es una persona dificil, no cabe duda. Pero siempre fue una persona
honesta e íntegra, al contrario de muchísimos dirigentes deportivos. Y en su lucha
incansable contra el abuso en su deporte contribuyó a levantar el prestigio de la
Argentina y del voleibol internacional.

Ahora llegó el momento de devolverle lo que se le debe, hay una posibilidad de cancelar
sus últimas deudas y de que reestablezca una vida normal.

Llamo a todos los dirigentes que aman al deporte para que reconozcan el esfuerzo de
un compatriota, de un colega, pidiéndoles que se muestran dispuestos a poner de lado
envidias personales para proteger la integridad y la humanidad del deporte.

Llamo en particular a los señores Gerardo Werthein, Presidente del Comité Olímpico
Argentino y miembro del COI, Carlos MacAllister, Secretario de Deportes de la Nación y
Ary Graça, Presidente de la Federación Internacional de Voleibol.

Ustedes tienen los cargos y el poder, ustedes pueden estrechar la mano, ustedes tienen
la llave de una puerta que al mismo tiempo cierre los fantasmas del pasado y se abra
hacia una vida digna para Mario Goijman.


gs

 

 

 

 

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar