Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 


  Google


En la web
En AREDA

 

 

 

3 de Julio de 2013

Riesgos innecesarios para el emblema Puma

 

Por Jorge Busico

En toda la ingeniería que presupuestó la UAR para la alta competencia de 2013
(Pumas, Pumitas, Pampas, Jaguares, Seven), se ha fallado en el casillero
correspondiente a la ventana de junio. La muy floja imagen que brindó el
seleccionado nacional en los dos tests ante Inglaterra puede encuadrarse en
varios motivos, como el excelente nivel del rival, pero especialmente en uno
que es inadmisible si se pretende estar en la Fórmula 1 del rugby: la preparación.

Como en los viejos tiempos, el plantel Puma se reunió una semana antes del
primer test para enfrentar a un rival al que da la sensación de que no se lo midió
adecuadamente. Ya se sabía desde el año pasado que no iban a estar la mayoría
de los titulares, reservados para el Rugby Championship, y que había que formar
un mix entre pladares y los que están jugando en Europa. Como sucedió en 2012
y como pasará también en 2014. Ése fue el acuerdo con los clubes del Norte para
poder ingresar en la elite del Sur.

En la lista que dio Santiago Phelan para la ventana de junio no había mucho misterio
desde el año pasado. Podían fluctuar 3 o 4 jugadores entre los 28 designados. ¿No
se pudo prever en esta primera mitad del año alguna miniconcentración en Europa
para al menos coordinar un par de cuestiones básicas del juego? ¿Los pladares
citados fueron puestos en órbita para lo que significa el primer mundo rugbístico
o siguieron entrenándose acá como para el mundo Pampa o Jaguar?

Los riesgos que se corrieron en estos partidos de junio para el emblema Puma son
muy grandes. Ante todo, porque el test de pasado mañana ante Georgia pasó a
transformarse en más importante de lo que se preveía. Es un encuentro de esos
raros, porque si se gana es porque se debía hacerlo ante un seleccionado de
segundo orden, y porque si se pierde es un golpe durísimo. También porque
actuaciones como éstas de local desmoralizan al público (fue notorio el poco
entusiasmo de la gente, tanto en Salta como en Vélez), porque se queman
jugadores (física y mentalmente) y porque se rifa crédito en el ámbito internacional
y hasta del negocio.

Quizás haya que terminar con tanto misterio en cada resolución o anuncio que se
generan alrededor de los Pumas y también con cierto fastidio que se exhibe cada
vez que alumbra una crítica. El rugby argentino destina bastante más de la mitad
de su generoso presupuesto a la alta competencia internacional.

También debe apuntarse que este punto muy débil en la ventana de junio (¿se
habrá creído que podía darse lo del año pasado? ¿se corregirá para el próximo?)
no se corresponde con otros altos en la ingeniería de la alta competencia de la
UAR. En ese haber sobresalen los Pumitas, otra vez en la elite M20, disputando
el domingo el partido por el 5° puesto del Mundial de Francia. Ellos son el futuro
inmediato. Habrá que darles vuelo a más tardar en 2014. Poniéndolos en cancha,
no sólo llevándolos de gira.

Hay, además, una meseta, resabio de 2007, que se empieza a notar también ahora.
Y habrá que ver qué ocurre con los Pumas en el Rugby Championship y en noviembre.
Debe mirarse el espejo de lo que pasó ante Inglaterra, aunque no sean los mismos
jugadores.



Fuente: Diario La Nación

 

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar