Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

25 de Marzo de 2015

Amateur, pero con ritmo profesional

Por Jorge Busico



Mientras están en plena competencia los Pampas XV (en la Pacific Cup que se juega en Fiji), los
Pumitas y Argentina XV (ambos en la URU Cup, que se lleva a cabo en Montevideo), la
competencia doméstica se encuentra a las puertas de un año intenso y novedoso. La UAR lanzará
mañana en el Buenos Aires C&RC, uno de sus clubes fundadores, el Nacional de Clubes, el
campeonato que volvió con muy buen pulso en 2014 y que ahora irá por más, agregando una
instancia de cuartos de final y un partido por el descenso. El kick-off será el sábado 21 y la
final, el 16 de mayo.

La extensión del Nacional de Clubes no se debió sólo a un deseo de la televisión, sino también a un
pedido de jugadores y clubes después de la experiencia del año pasado, donde solo un equipo por
zona se clasificó para las semifinales. Para llegar a este nuevo formato fue decisivo el visto bueno
de Buenos Aires, que en una determinación histórica de su Consejo modificó su propio campeonato,
que en su primera parte no contará con los 7 clasificados a la competencia de la UAR: CUBA
(defensor del título), Hindú, Belgrano, Pucará, Newman, La Plata y CASI.

El mismo 21 arrancarán los campeonatos de la URBA, cuyo Grupo I tendrá 20 equipos divididos en 2 zonas.
De allí saldrán los 7 que a fines de mayo se unirán a los 7 del NdC para disputar el Top 14. Y el nuevo
ordenamiento también se dará en los Grupos II, III y IV. Habrá que ver cuál es el impacto que tiene
Buenos Aires en la primera parte del año con 7 de sus mejores equipos jugando otra competencia.

En el año del Mundial y a 11 meses de debutar en el Súper Rugby, la UAR tendrá una fuerte competencia
federal, al punto que en los próximos días habrá 48 clubes participando al mismo tiempo en el NdC y
en los Torneos del Torneo del Interior A y B. Estos 2 últimos arrancarán el 4 de abril, el mismo día
que 16 seleccionados comenzarán el Argentino Juvenil.

La revalorización del Torneo del Interior es otro dato importante de la competencia doméstica. Le dio
espacio a 32 clubes de todo el país para que puedan medirse más allá de sus torneos regionales. El A
tendrá un bonus: el campeón ascenderá directamente al Nacional de Clubes. También habrá una
definición de cuartos de final hacia delante para sellar un descenso. El B, en tanto, clasificará al
campeón al TdI A del año siguiente.

En estos calendarios se percibe un efecto del Plar, que a la vista general apunta a fomentar la alta
competencia internacional. Cuando la Argentina le propuso a la entonces IRB, actual World Rugby,
llevar adelante un plan profesional sin torneo profesional interno como pretendían los popes del rugby
y como ocurre en el resto de las potencias, pareció, incluso aquí mismo, que esto era imposible. Hoy,
el rugby argentino tiene una competencia amateur con ritmo profesional, producto de ese derrame
de dinero que generan los acuerdos con la WW y la Sanzar. Un modelo que no existe en otro lado
del mundo y que tendrá su última pata cuando estén contratados todos los jugadores para el Súper
Rugby.

Fuente: Diario La Nación




 

 

e:

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar