Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

02 de Octubre de 2015

Campeones aurinegros



El encuentro anterior había sido muy entretenido y parejo. Ninguno había dejado
nada librado al azar y ambos querían alzarse con el triunfo. Los de la escuela
llegaban mucho más tranquilos, con la ventaja de ir un partido arriba. Diferencias
de espacios, de lugares y de maneras de juego se presentaban en ese escenario,
donde los locales esta vez se veían confiados pero a la vez con la presión obligada
de tener que ganar para estirar la final a un agónico tercer encuentro.

Partido peleado si los hay fue el del jueves, donde pasó de todo. Con mucho
público presente de ambos planteles, el encuentro fue muy emocionante
porque estuvieron presentes todos los fundamentos típicos de una final. Los
riesgos en el servicio y la defensa fueron los protagonistas en el primer
parcial, ya que Normal aprovechó algunas desconcentraciones del local y le
sacó el primer set 25 a 19. Las estrellas en el segundo iban a ser los
fundamentales y necesarios puntos de bloqueo que ambos equipos sumaban
para sus planteles a través de los bloqueos centro. Si bien fue una etapa en la
que los errores ajenos le daban los puntos al rival, Náutico supo cómo ganarlo
y llevarlo a la igualdad 25 a 19.

La presión y la obligación que tenían los de García para ganar el partido se vio
reflejada en todos los puntos entregados por saque y por ataque, todos no forzados
y con poca amenaza. Tal es así que el tercer set fue sin dudas uno de los más fáciles
que ganó Normal 3, ya que además de la falta de recursos de los locales, los de
Medina encontraron el camino correcto y supieron ganarlo 25 a 18. El parcial
definitivo iba a llegar de la mano de la defensa y del contrataque. El entrenador
visitante probó con el cambio de opuesto, opción que le resultó muy efectiva para
seguir por el camino del campeonato. Set de final si existen fue este período, donde
ninguno entregaba nada y jugaban los puntos hasta las últimas consecuencias. Final
no apto para cardíacos, llegó el 20 iguales. Y ahí aparecieron nuevamente los ataques,
defectuosos para los locales y muy eficientes para los visitantes, que a través de su
eterno Peralta lograron el 25 a 22 final y las lágrimas de orgullo y alegría por haberle
dado un nuevo título a su escuela.

Normal 3 de esa manera se consagraba campeón luego de 5 años, y los protagonistas
daban sus testimonios.

Toti Medina, entrenador aurinegro, expresó orgulloso mientras lucía su tatuaje de la
escuela que “los chicos aman lo que hacen y adoran al Normal 3. Hubo chicos a los
que tuve que dejar en el banco y no les importó. Lo importante era el equipo que fue
lo que se pregonó desde el primer día”. A la hora de hablar de su trabajo opinó:
“lo que yo aporté fue más que nada coordinación y el estar, el trabajo. Los chicos
hicieron todo lo demás. Los jugadores recontra saben lo que tienen que hacer, como
tienen que jugar, el caso de Pepe Peralta, de Luca Cuminetti, el caso de Parisi que
es el armador. Son chicos que tienen muchas ganas, que adoran lo que hacen y que
del 1 al 14 son todos jugadores de la escuela”.

Otros dos casos muy parecidos son los de Juan Parisi, también entrenador, jugador
pero integrante de la escuela desde siempre, y Sebastian Mancini, un receptor punta
que tiene el corazón amarillo y negro. Dos de los más grandes del plantel junto a
Pablo Peralta, este armador y punta hablaron del rival que enfrentaron. SM: “Náutico
tiene mucho laburo encima ya desde hace varios años y no de un día para el otro.
Tienen una base sólida y laburan muy bien tácticamente. Gente grande, gente joven,
alta y que defiende. La verdad que es un equipo que no de casualidad está donde está.
Sin dudas, es uno de los mejores equipos de Rosario y de muchos lugares más
también”. JP: “Imaginábamos partidos cerrados en las dos finales. Fueron los dos
3 a 1 y con un tablero de diferencia de 3 o 4 puntos y a veces de dos y sabíamos que
iba a ser así. Lo hablamos antes de empezar el partido. El que tuviera más paciencia
y el que supiera elegir los momentos iba a ser el vencedor”.

Estos dos “señores”, dejaron demostrado que siempre se puede jugar y aún más,
que se puede salir campeón: SM: “es una alegría enorme salir campeón por todo
el esfuerzo que nos lleva a los más grandes tratar de estar al nivel de los más
jóvenes, el doble de esfuerzo. La concentración cuesta el doble. Y bueno, un poco
con la experiencia por ahí se compensa pero no es nada fácil hacer eso”.

JP: “Sin dudas una alegría. Este año nos planteamos el desafío los más grandes,
Pepe, Seba y yo de por lo menos llegar a la final y después ver qué pasa. Y bueno,
el objetivo se cumplió y con creces”.

El voleibol masculino de la ciudad de Rosario tiene nuevo campeón y es nada más,
y nada menos, que el Normal nº 3. Náutico quedó en el segundo puesto, y Sonder y
Central en la tercera y cuarta posición, respectivamente.








 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar