Principal

Historia

Principios

Estatutos

Comisión Directiva

Socios

Legislación

Que hacemos

Subsidios Nacionales

Congresos

Laboral

Explicativos

Historia de un club

Contáctenos

 

 

 

 

10 de Abril de 2014

El alcanzapelotas y la irresponsabilidad de los comunicadores

Por Rodolfo Parody

Que el alcanzapelota manifestó algo hiriente, que en realidad fue otra persona, que Mauricio
Caranta, al fin y al cabo, no acusó a nadie. Las especulaciones son diversas sobre lo sucedido
durante el último clásico rosarino, con el enojo intempestivo del arquero de Central. A cada
uno le cabrá la responsabilidad de lo sucedido y, si así corresponde, el castigo pertinente,
ejemplificador no sólo para el o los involucrados sino para el resto de la sociedad, que
necesita que un hecho así quede en el olvido como si nada. Pero lo que se quiere analizar en
estas líneas es la responsabilidad de los comunicadores en el tratamiento de la noticia. Y es
allí donde se erró feo.

Por empezar, nada más inapropiado que la transmisión de la TV Pública, mostrando al
alcanzapelotas luego de la reacción de Caranta. Tal como se presentaron los hechos, esa
imagen es condenatoria. Peor aún, se atentó contra el menor violando sus derechos, como
lo determina la legislación nacional. No se puede exhibir la imagen de un menor si eso
puede causarle un perjuicio.

Cualquiera conoce el mundo del fútbol y la irracionalidad de ciertos hinchas, por lo tanto es obvio
que el menor quedó expuesto a partir de su aparición en la pantalla en vivo y en directo, y la
repetición de esa imagen que hicieron distintos canales de televisión.  

Existe un documento denominado “Por una comunicación democrática de la niñez y la adolescencia”,
elaborado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), la Defensoría
del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual y  Unicef. En el punto 5 se señalan las
“Recomendaciones para trabajar con la imagen de niños, niñas y adolescentes”.

“…al entrevistar o informar acerca de un niño o niña es necesario tener especialmente en cuenta su
derecho a la intimidad y confidencialidad y a ser protegido frente al daño y las represalias reales o
potenciales que una cobertura periodística pueda generar…

“…es vital el cuidado y la responsabilidad en el manejo y difusión de la imagen de chicos,
chicas y adolescentes…”

El documento que lleva las firmas de Martín Sabatella (Afsca), la licenciada Cynthia Ottaviano
(Defensoría del Público) y Andrés Franco (Unicef) es claro al respecto.

Pero la irresponsabilidad no se detuvo allí. En las redes sociales apareció la supuesta identidad
del alcanzapelotas. Por lo tanto, se violó el derecho que tiene un menor de preservar su identidad.
Y fueron periodistas quienes, en este afán por dar la noticia cuanto antes, publicaron el nombre.

Pero no sólo fueron periodistas, y allí aparece otro tema para reflexionar. Las redes sociales son
medios de comunicación y todo usuario tiene los mismos derechos y obligaciones que un
“periodista formal”. Las injurias, amenazas y acusaciones maliciosas son delitos. Y todos aquellos
que durante estos días lo hicieron en Facebook, Twitter o en diferentes sitios de la web, son
responsables de esos actos ante la Justicia.

 
 
 

Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs - Buenos Aires nº 1252  . Tel 4242301. 
aredaclubes@aredaclubes.arnetbiz.com.ar - hector@ejugar.arnetbiz.com.ar